Abandonando la LIBOR: Efectos sobre el Impuesto a la Renta II PwC

919
0
Compartir

Imagen extraída de https://bit.ly/3nECXJY

Escrito por Flavio Portugal Lázaro[1] y José Julio Hernández Morales[2]

La tasa interbancaria de oferta de Londres (LIBOR, por sus siglas en inglés)[3] es una tasa de interés referencial que se utiliza para una amplia gama de transacciones financieras, incluidos préstamos, transacciones de derivados, bonos e hipotecas; su objetivo es reflejar la tasa actual a la que los principales bancos pueden obtener financiación no garantizada en una moneda específica y por un plazo específico en el mercado interbancario de Londres[4].

La LIBOR se calcula para cinco divisas (USD, GBP, EUR, CHF y JPY) y para siete plazos con respecto a cada divisa (durante la noche, a una semana, a un mes, a dos meses, a 3 meses, a 6 meses y a 12 meses). Esto da como resultado la publicación de 35 tipos individuales de LIBOR (uno para cada combinación de moneda y plazo) diariamente[5].

En otras palabras, la LIBOR es tasa de interés referencial que refleja el costo de acceder a un monto razonable de fondos (sin garantía), en el mercado interbancario de Londres[6]. En la medida que la LIBOR refleja la tasa actual de financiación interbancaria, su determinación se efectúa en función de encuestas diarias[7] a los principales bancos de Londres[8].

El extendido uso de la referida tasa no ha sido ajeno a las disposiciones tributarias. Precisamente, la LIBOR es utilizada como parámetro para aplicar una tasa impositiva preferencial (i.e., 4.99%) a los intereses de créditos externos que son obtenidos por personas jurídicas no domiciliados.

En ese orden, el artículo 56 de la Ley del Impuesto a la Renta[9] (en adelante, “Ley del IR”) establece que los intereses provenientes de créditos externos[10] obtenidos por personas jurídicas no domiciliadas tributan con la tasa de 4.99%, en la medida que se cumplan los siguientes requisitos:

  • Tratándose de préstamos en efectivo, deberá acreditarse el ingreso de la moneda extranjera al país.
  • El crédito no deberá devengar un interés anual al rebatir (o interés anual del saldo adeudado) superior a la tasa preferencial predominante en la plaza de donde provenga, más 3 puntos.

Precisamente, el Reglamento de la Ley del IR otorga un papel preponderante a la LIBOR para determinar la tasa preferencial de diferentes plazas extranjeras. Así, el inciso c) del artículo 30 de la citada norma refiere que tratándose de créditos obtenidos en la plaza americana (Estados Unidos) y en la plaza del continente europeo la tasa preferencial predominante será la LIBOR más 4 puntos.

En esa misma línea, la Administración Tributaria, mediante la Resolución de Superintendencia N° 56-2003-SUNAT, determinó que, tratándose de créditos obtenidos en otras plazas –distintas a la europea y americana– la tasa preferencial predominante será la tasa LIBOR más 4 puntos.

El importe del interés anual al rebatir que exceda a la tasa preferencial predominante se encontrará gravado con una tasa impositiva del 30%.

Como puede advertirse, uno de los requisitos para la aplicación de la tasa impositiva preferencial (i.e., 4,99 %) consiste en que el interés anual proveniente de créditos externos no exceda la tasa preferencial predominante, que, a la fecha, se determina en función a la LIBOR para todas las plazas extranjeras.

Ahora bien, conviene destacar que la LIBOR no siempre ha sido utilizada como parámetro por la Ley del IR.

Véase, desde la publicación del Reglamento de la Ley del IR[11] (1994) hasta la publicación del D.S. N° 136-2011-EF[12] (2011), la tasa preferencial predominante de créditos obtenidos en la plaza americana de los Estados Unidos de América estaba constituida por la tasa PRIME[13].

Para hallar la razón del cambio debemos acudir a la Exposición de Motivos del mencionado D.S. N° 136-2011-EF. Textualmente, dicho documento señala:

La tasa preferencial PRIME prevista por el Reglamento ha perdido relevancia, dado que, no necesariamente es utilizada por las entidades financieras en sus operaciones habituales, no es aplicable para préstamos de mediano y largo plazo, y no es la referencia más utilizada para otorgar créditos corporativos. Lo anterior, aunado a que la globalización de los mercados financieros y la sindicación de los créditos externos restan relevancia al origen de la plaza donde provino el crédito por lo que se requiere un ajuste el Reglamento”.

En resumen, la razón de la modificación fue que la tasa PRIME ya no constituía la tasa referencial predominante en el mercado estadounidense para determinar el costo de los financiamientos bancarios.

En efecto, la LIBOR surgió como un parámetro estandarizado y universal para la formación del precio de préstamos sindicados desde 1986[14]; su uso se incrementó con el nacimiento de los swaps de tasas de interés (que también necesitaban de un parámetro estandarizado) y terminó por consolidarse en 1997 cuando la Chicago Mercantil Exchange (CME)[15] comenzó a utilizarla como tasa de referencia de los contratos de futuros en eurodólares[16].

La consolidación de la LIBOR se refleja en el valor de las operaciones financieras que se encuentran atadas dicha tasa referencial. Justamente, según la ICE Benchmark Administration (IBA)[17], la LIBOR es utilizada como tasa de referencia en diversos contratos que versan sobre operaciones financieras de aproximadamente USD 350 billones (2017)[18].

Como puede advertirse, las disposiciones en materia tributaria no fueron ajenas al auge de la LIBOR como tasa referencial para determinar el costo de los financiamientos; por ello, la tasa impositiva del 4.99% solo sería aplicable a aquellos intereses que no excedan la tasa de interés máxima, determinada en función a la LIBOR.

Crisis de la LIBOR

El ocaso de la LIBOR comenzó en 2012 con una serie de investigaciones internacionales que revelaron concertaciones entre distintos bancos miembros del panel de la LIBOR para manipular dicha tasa desde 2003[19]. Se alegó que los bancos (i) declararon la tasa considerando -deliberadamente- menores costos del financiamiento interbancario a fin de reflejar fortaleza financiera en medio de la incertidumbre generada por la crisis del 2008 y (ii) manipularon la tasa para obtener ganancias de los contratos que utilizaban la LIBOR como tasa de referencia[20].

Dichas investigaciones derivaron en sanciones por USD 9,000 millones impuestas por las entidades reguladoras de los Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea. A su vez, se presentaron cargos penales contra corredores y traders individuales por su rol en la referida manipulación de la LIBOR[21].

Del mismo modo, la investigación indirectamente derivó en la renuncia de importantes ejecutivos de los bancos, como Piet Moerland -ex presidente de la junta directiva de Rabobank- quien renunció inmediatamente después de las acusaciones[22].

La pérdida de confianza en la que, hasta esa fecha, era la tasa de referencia predominante a nivel mundial generó que el Reino Unido creara la “Financial Conduct Authority” (FCA), que fue investida con facultades para investigar y regular el mercado financiero y, específicamente, se le encomendó la elaboración de una exhaustiva investigación de la LIBOR[23].

El reporte final de la investigación concluyó que: (i) la LIBOR no debía ser reemplazada, sino reformada, (ii) las comunicaciones de la LIBOR debían estar sustentadas en data de transacciones reales, y (iii) reiteró el relevante rol de los agentes del mercado en la producción y supervisión de la referida tasa. Estas conclusiones quedaron plasmadas en una serie de recomendaciones, destacándose la necesidad de regular la administración y comunicación de la tasa, así como la urgencia de que la “British Bankers Association” (BBA) traspase la administración de la LIBOR[24].

A pesar de los esfuerzos por reformar la LIBOR, en 2017, Andrew Bailey (Director Ejecutivo de la FCA) anunció que, desde finales de 2021, la FCA dejaría de obligar o persuadir a los bancos a comunicar la LIBOR. La razón detrás de esta decisión consiste en un problema estructural en la estimación de la tasa.

En efecto, la LIBOR intenta medir el costo de los préstamos interbancarios no garantizados; sin embargo, el mercado de dichos préstamos ha decrecido notablemente desde la crisis de 2008. Naturalmente, los bancos no se encontraban cómodos al comunicar información sobre un mercado reducido en comparación a la relevancia de la tasa[25]. Por este motivo, la FCA sostuvo que no solo es potencialmente insostenible sino indeseable que los agentes de mercado dependan indefinidamente de tasas de referencia sin un mercado de activos subyacentes que los respalden[26].

Nótese que, si bien es posible que la LIBOR siga produciéndose después de 2021, a causa a los problemas estructurales de la tasa, la FCA no garantiza la supervivencia de la LIBOR como una tasa dinámica de referencia basada en publicaciones y actualizaciones diarias[27].

Ante el incierto futuro de la LIBOR, el gobierno de los principales Estados ha establecido comisiones o grupos de trabajo dedicados a la elección de una nueva tasa de referencia, así como el diseño de la política para una transición de la LIBOR hacia las nuevas tasas, denominadas comúnmente como tipo de referencia alternativos (AAR):

  • En Estados Unidos, la “Alternative Reference Rates Committee” (ARRC) ha elegido a la “Secured Overnight Financing Rate” (SOFR) como la alternativa recomendada a la USD LIBOR. La SOFR es una amplia medición del costo de los financiamientos a un día en efectivo con garantía de valores del Departamento del Tesoro[28].
  • En el Reino Unido, el “Working Group on Sterling Risk Free Reference Rates” recomendó el uso de la “Sterling Overnight Index Average” (SONIA) como alternativa a la LIBOR. SONIA está basada en transacciones reales y refleja el promedio de los tipos de interés que los bancos pagan por tomar prestado la libra esterlina de otras instituciones financieras e inversores institucionales[29].

La transición del LIBOR a los AAR, programada para finales de este año, no es solo un cambio formal, pues existen notorias diferencias estructurales entre ambos tipos de referencia. Así, mientras que las tasas de oferta interbancaria respaldan la deuda no garantizada y no colateralizada y continúa confiando en las opiniones de experto; los ARR se basan en operaciones reales a un día y están asegurados por garantías reales[30].

¿Es necesario un nuevo cambio legislativo?

Como hemos hecho notar en este trabajo, las normas que regulan el impuesto a la renta no siempre han utilizado la LIBOR como parámetro para la aplicación de la tasa preferencial del 4.99% a los intereses de créditos externos que son obtenidos por personas jurídicas no domiciliadas.

Como evidencia la Exposición de Motivos D.S. N° 136-2011-EF, la razón principal para la inclusión de la LIBOR fue su prevalencia como la tasa de referencia en el mercado financiero. Sin embargo, tras 10 años de la publicación de dicha norma, existen suficientes razones para cuestionar que ese siga siendo el escenario:

  • Por un lado, la LIBOR tiene un grave problema estructural, así como de fiabilidad como tasa de referencia de las operaciones.
  • A su vez, tanto en Europa como en Estados Unidos se han adoptado planes de transición de la LIBOR hacia las denominadas AAR.
  • Por último, se tiene previsto que, a finales de 2021, la FCA –reguladora de la LIBOR– deje de exigir a los bancos la comunicación de la tasa; por ello, el futuro de la referida tasa es cuanto menos incierto.

Pues bien, ante la evidente pérdida de relevancia de la LIBOR y su progresivo reemplazo cabe preguntarse si se debería plantear la modificación del inciso c) del artículo 30 del Reglamento de la Ley del IR y de la Resolución de Superintendencia N° 56-2003-SUNAT para dejar de hacer referencia a la LIBOR como parámetro y, realmente reflejar “la tasa preferencial predominante” de la respectiva plaza.

[1] Egresado de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Asistente en el área de Consultoría Tributaria en PwC Perú.

[2] Egresado de la Universidad de Piura. Asistente en el área de Consultoría Tributaria en PwC Perú.

[3]     La LIBOR es administrada por la ICE Benchmark Administration, subsidiaria independiente de Intercontinental Exchange, Inc. (ICE).

[4]     Thomson Reuters. Glossary: London Interbank Offered Rate (LIBOR). Recopilado el 10 de enero de 2021 de https://ca.practicallaw.thomsonreuters.com/8-575-5080?transitionType=Default&contextData=(sc.Default)&firstPage=true

[5]     International Exchange Group. LIBOR Overview. Recopilado el 12 de enero de 2021 de https://www.theice.com/iba/libor?utm_source=website&utm_medium=search&utm_campaign=spotlight

[6]     Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (2008) Tasas de interés de referencia: el caso de la Libor. Revista Semana Económica Nº 669. Recopilado el 10 de enero de 2021 de http://marketing.asobancaria.com/hubfs/SemanasEconomicas-2014-2009/Sem%20669.pdf

[7]     Los bancos debían responder la siguiente pregunta: ““At what rate could you borrow funds, were you to do so by asking for and then accepting interbank offers in a reasonable market size just prior to 11am?” En Hou, David y Skeie Davir (2014). LIBOR: Origins, Economics, Crisis, Scandal, and Reform. Federal Reserve Bank of New York, Staff Report No. 667. Recopilado el 9 de enero de 2021 de: https://www.newyorkfed.org/medialibrary/media/research/staff_reports/sr667.pdf

[8]     Banco Central de Reserva del Perú (2018) La Libor: posible retiro y tasas alternativas. Revista Moneda. Recopilado el 10 de enero de 2021 de https://www.bcrp.gob.pe/docs/Publicaciones/Revista-Moneda/moneda-176/moneda-176-05.pdf

[9]     Cuyo Texto Único Ordenado fue aprobado por el Decreto Supremo N° 179-2004-EF.

[10]    El crédito no debe ser concedido por una empresa del exterior con la que la empresa privada del país se encuentre vinculada económicamente, ni por un acreedor (institución bancaria o financiera) cuya intervención tenga como propósito encubrir una operación de crédito entre partes vinculadas.

[11]    Publicada el 21 de setiembre de 1994.

[12]    Publicada el 09 de julio de 2011.

[13]    La tasa PRIME es una tasa de interés referencial que refleja el costo de los financiamientos que los principales bancos de Estados Unidos efectúan a favor de clientes preferenciales, en lo general, a clientes corporativos de gran envergadura. En Federal Reserve System. What is the prime rate, and does the Federal Reserve set the prime rate? Recopilado el 10 de enero de 2021 de https://www.federalreserve.gov/faqs/credit_12846.htm y Fed Prime Rate. How the U.S. Prime Rate Works. Recopilado el 10 de enero de 2021 de http://www.fedprimerate.com/how-the-prime-rate-works.htm

[14]    Banco Central de Reserva del Perú (2018) La Libor: posible retiro y tasas alternativas. Revista Moneda. Recopilado el 10 de enero de 2021 de https://www.bcrp.gob.pe/docs/Publicaciones/Revista-Moneda/moneda-176/moneda-176-05.pdf

[15]    CME Group es el mercado de instrumentos derivados más grande y más diverso del mundo. Este realiza más de 3 mil millones de contratos por año, los que abarcan la más amplia variedad de productos de referencia disponibles. En Banco Central de Reserva del Perú (2018) La Libor: posible retiro y tasas alternativas. Revista Moneda. Recopilado el 10 de enero de 2021 de https://www.bcrp.gob.pe/docs/Publicaciones/Revista-Moneda/moneda-176/moneda-176-05.pdf

[16]    Ibídem.

[17]    El IBA, es una subsidiaria independiente de ICE, que asumió formalmente la posición como administrador de la Libor en febrero de 2014.

[18]    Ice Benchmark Administrator (2017). ICE Benchmark Administration ICE Libor – IOSCO Assessment Report. Recopilado el 12 de enero de 2021 de https://www.theice.com/publicdocs/LIBOR_IOSCO_Self_Assessment_August_2017.pdf

[19]    Council on Foreign Relations (2016). Understanding the Libor Scandal. Recopilado el 10 de enero de 2020 de https://www.cfr.org/backgrounder/understanding-libor-scandal

[20]    Hou, David y Skeie Davir (2014). LIBOR: Origins, Economics, Crisis, Scandal, and Reform. Federal Reserve Bank of New York, Staff Report No. 667. Recopilado el 9 de enero de 2021 de: https://www.newyorkfed.org/medialibrary/media/research/staff_reports/sr667.pdf

[21]     Ibídem.

[22]    The New York Times (2013). Dutch Bank Settles Case Over Livor Deceptions. Recopilado el 9 de enero de 2021 https://dealbook.nytimes.com/2013/10/29/rabobank-to-pay-more-than-1-billion-in-libor-settlement-chairman-resigns/

[23]    McMillan (2019). The Phase-Out of LIBOR: A Primer, Financial Services Bulletin. Recopilado el 10 de enero de 2020 de https://www.mcmillan.ca/Files/216326_marketing_changes_after_publishing_Phase-Out_of_LIBOR_Bulletin.pdf

[24]    Gobierno del Reino Unido (2012). The Wheatley Review of LIBOR: final report. Recopilado el 10 de enero de 2021 de https://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/191762/wheatley_review_libor_finalreport_280912.pdf

[25]    Financial Conduct Authority (FCA) (2017). The Future of Libor, speech by Andrew Bailey, Chief Executive of the FCA. Recopilado el 9 de enero de 2021 de https://www.fca.org.uk/news/speeches/the-future-of-libor

[26]    Ibídem.

[27]    Ibídem.

[28]SOFR is published by the Federal Reserve Bank of New York and is determined based on transaction data composed of: (i) tri-party repurchase agreements (repo), (ii) General Collateral Finance (GCF) repo, and (iii) bilateral Treasury repo transactions cleared through Fixed Income Clearing Corporation (FICC)”. Alternative Reference Rates Committee (2019). Frequently Asked Questions. Recopilado el 9 de enero de 2021 de

https://www.sec.gov/spotlight/fixed-income-advisory-committee/arrc-faqs-041519.pdf.

[29] Bank of England (2020). Working Group on Sterling Risk-Free Reference Rates Terms of Reference – updated July 2020. Recopilado el 9 de enero de 2021 de https://www.bankofengland.co.uk/-/media/boe/files/markets/benchmarks/rfr-terms-of-reference.pdf

[30] EY (2018). 10 cosas que deben saber sobre la transición al IBOR. Recopilado el 9 de enero de 2021 de https://www.ey.com/es_pe/banking-capital-markets/ten-things-you-need-to-know-about-the-ibor-transition

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here