Sociedades de beneficio e interés colectivo (sociedad BIC) | Yanira Becerra y Natalie Bosshard

2389
0
Compartir

Escrito por Yanira Becerra y Natalie Bosshard (*)

El día 24 de noviembre de 2020, se publicó la Ley N° 31072, que tiene como propósito establecer el marco regulatorio para las sociedades de beneficio e interés colectivo (en adelante, las “Sociedades BIC”). Respecto a dicha norma, el 23 de febrero de 2021 se ha publicado el Decreto Supremo N° 004-2021-PRODUCE, en virtud del cual se aprueba el Reglamento de la Ley N° 31072.

Al respecto, por medio del presente artículo, se resumen los aspectos más relevantes de las Sociedades BIC:

  1. Ámbito de Aplicación:

Todas las personas jurídicas societarias constituidas o por constituirse conforme a los tipos societarios previstos en la Ley General de Sociedades[1] pueden acogerse al marco jurídico de la Sociedad BIC. Cabe mencionar que adquieren la categoría de Sociedad BIC, a partir de su inscripción en el Registro de Personas Jurídicas de la Sunarp.

No se consideran como Sociedades BIC a las Empresas Individuales de Responsabilidad Limitada, Sociedades por Acciones Cerrada Simplificada, Cooperativas, Contratos Asociativos, Asociaciones, Fundaciones, Comités y cualquier otra persona jurídica no prevista en la Ley General de Sociedades.

  1. Definición:

La Sociedades BIC se obligan, por su propia voluntad, a generar un impacto positivo[2] y/o reducir un impacto negativo[3], integrando a su actividad económica la consecución del propósito de beneficio social y ambiental elegido.

  1. Denominación:

Las personas jurídicas que se acojan a este régimen deben añadir a su denominación o razón social la expresión “de beneficio e interés colectivo” o la sigla “BIC”.

  1. Propósito de Beneficio:

Las Sociedades BIC deben incluir en su estatuto, de forma clara y detallada, el propósito de beneficio que pretende desarrollar, siempre en el marco del cumplimiento de una gestión ambientalmente sostenible[4], buscando generar un impacto económico, social[5] y ambiental[6].

Las actividades deben desarrollarse en el marco de un plan estratégico enfocado al propósito de beneficio, el cual debe ser elaborado y aprobado por el órgano correspondiente de la sociedad, dentro de los 60 días calendario, posteriores a la inscripción como Sociedad BIC en el Registro de Personas Jurídicas de la Sunarp.

  1. Priorización de objetivos sociales y ambientales:

Las Sociedades BIC pueden priorizar actividades de beneficio e interés colectivo que coadyuven al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible aprobada por la ONU, o documento que la amplíe, complemente o sustituya, entre las cuales se encuentran:

  1. Reducir la pobreza y pobreza extrema.
  2. Reducir la anemia infantil.
  3. Mejorar los servicios de salud.
  4. Aumentar la cobertura sostenible de servicios de agua y saneamiento.
  5. Mejorar la educación.
  6. Mejorar la seguridad ciudadana.
  7. Fomentar las cadenas y conglomerados productivos facilitando su articulación al mercado nacional e internacional.
  8. Fomentar el acceso a energía asequible y no contaminante.
  9. Fomentar la generación de empleo decente y crecimiento económico.
  10. Fomentar la inversión privada descentralizada y sostenible tales como proyectos de regeneración de ecosistemas dañados, manejo de residuos sólidos y protección de cuencas hidrográficas.
  11. Apoyar en la investigación científica, tecnológica e innovación.
  12. Promover acciones destinadas a mitigar los efectos negativos del cambio climático y la adaptación al mismo.
  13. Impulsar la igualdad de género.
  14. Colaborar con proyectos relacionados con el estudio, divulgación, manejo, conservación y cuidado de las áreas naturales protegidas.
  15. Promover la transformación digital y uso de tecnologías digitales en la sociedad.

De igual manera, pueden priorizar aquellas actividades dirigidas a promover los derechos de los grupos en situación de especial vulnerabilidad, reconocidos por las normas y planes nacionales, así como en los tratados internacionales de los cuales el Perú forma parte.

  1. Deberes de los directores o administradores de sociedades BIC:
  • Además de los deberes previstos para los directores o administradores de una sociedad, tienen el deber de velar por la real consecución del propósito de beneficio social y ambiental de la Sociedad BIC.
  • Tienen que ponderar el impacto que sus acciones u omisiones tengan en los socios, los trabajadores, la comunidad, el ambiente local y global, y las expectativas a largo plazo de los socios en cuanto a la realización del objeto social y el propósito de beneficio.
  • El cumplimiento de los deberes de los directores o administradores solo podrá ser exigido judicialmente por los socios o accionistas y no por terceros ajenos a la Sociedad BIC.
  1. Transparencia de Información:

El directorio o el representante legal de la Sociedad BIC debe (i) introducir prácticas de transparencia organizacional, y (ii) encomendar a un tercero independiente la elaboración de un informe de gestión sobre el impacto de la sociedad, en relación con el propósito de beneficio social y ambiental (en adelante, el “Informe de Gestión”). El tercero o la organización independiente que elabore el Informe de Gestión no podrá tener vinculación económica con la Sociedad BIC.

La organización que elabora el Informe de Gestión debe realizar la medición utilizando estándares reconocidos internacionalmente y desarrollados de manera independiente para la medición y/o evaluación del impacto social y ambiental; considerando entre otros, los siguientes:

  1. La Evaluación de Impacto B (BIA)
  2. Los estándares de reporte del Global Reporting Initiative (GRI)
  3. Norma Técnica NTP-ISO 26000:2010. Guía de Responsabilidad Social, o su norma equivalente vigente.
  4. La serie de normas AA1000 de Relacionamiento y Responsabilidad Social de Accountability.
  5. La Norma Técnica NTP-ISO 14001:2015. Sistemas de Gestión Ambiental. Requisitos con orientación para su uso; o su norma equivalente vigente.

Los estándares señalados no tienen un carácter excluyente entre sí, por lo que la organización que elabore el Informe de Gestión puede escoger parcial o totalmente aquellos que, en su opinión, sean los más apropiados para la medición del impacto material social y ambiental de la Sociedad BIC, vigente al momento de la evaluación, en relación con su propósito de beneficio.

Aunado a ello, la organización que elabora el Informe de Gestión puede emplear lineamientos, directrices y guías que coadyuven a la medición del impacto social y ambiental de la Sociedad BIC, considerando entre otros, los siguientes: (i) la Guía para la acción empresarial en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG Compass) de las Naciones Unidas; y (ii) los lineamientos del Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible.

  1. Pérdida de la categoría jurídica societaria:

8.1       Causales de pérdida de la categoría de Sociedad BIC

La categoría de Sociedad BIC se pierde en los siguientes supuestos:

  1. Cuando la sociedad lo aprueba voluntariamente en la junta de accionistas o socios e inscribe el acuerdo en el Registro de Personas Jurídicas de la Sunarp.
  2. Por el incumplimiento de las obligaciones asumidas.
  3. También se pierde esta categoría jurídica societaria en los casos en que el INDECOPI lo determine al sancionar, mediante resolución firme, infracciones a las normas de la libre competencia y defensa del consumidor.[7]

La pérdida de la categoría de Sociedad BIC, en los supuestos de los literales a) y b) surte efecto a partir de su inscripción en el Registro de Personas Jurídicas de la Sunarp. Para el supuesto del literal c), la pérdida de la categoría de Sociedad BIC suerte efecto con la notificación del acto administrativo correspondiente a la sociedad.

  • Efectos de la pérdida de la categoría de Sociedad BIC

Se elimina de su denominación o razón social, según corresponda, la expresión “de beneficio e interés colectivo” o la sigla “BIC”, y se excluye de su estatuto, los artículos relacionados a la descripción del propósito, así como cualquier otra referencia.

La pérdida de la categoría jurídica societaria de Sociedad BIC no afecta, en ningún caso, el tipo societario que haya adoptado originalmente la sociedad de acuerdo a la Ley General de Sociedades.

Cumplido el plazo dispuesto por el órgano administrativo o el mandato judicial dictado, la sociedad puede voluntariamente volver a adoptar la categoría de Sociedad BIC, acogiéndose a la Ley N° 31072.

  • Procedimiento para la inscripción de la pérdida de la categoría de Sociedad BIC
  • El instrumento que da mérito a la inscripción es la escritura pública que contenga el acta de junta de accionistas o socios donde conste el acuerdo de modificar el estatuto eliminando la expresión “BIC” o “Beneficio e Interés colectivo” y la exclusión de los demás artículos relacionados a la descripción del propósito y otros que se encuentren relacionados a la organización y actividad de la Sociedad BIC.
  • En los supuestos de los literales b) y c) del numeral 8.1 precedente, la inscripción de pérdida de la categoría de Sociedad BIC se realiza en mérito a la copia certificada o digital de la resolución administrativa o judicial firme expedida por funcionario autorizado de la institución o juzgado que conserva en su poder el expediente original.
  1. Articulación de las Sociedades BIC en temas de transformación digital:

Las Sociedades BIC para fines de cumplimiento de su propósito de beneficio, vinculado con la transformación digital, uso de datos y tecnologías digitales, pueden articular acciones con la Secretaría de Gobierno Digital de la Presidencia del Consejo de Ministros, en su calidad de autoridad técnico-normativa en materia de transformación digital a nivel nacional.

  1. Régimen tributario:

Las personas jurídicas que opten y se constituyan como sociedades de beneficio e interés colectivo se rigen por el régimen tributario que les corresponda, conforme a la ley de la materia. La presente ley no genera beneficio tributario adicional alguno.

  1. Aplicación supletoria de la ley:

En todo aquello no previsto por la presente ley, las sociedades de beneficio e interés colectivo se regirán por las disposiciones de la Ley 26887, Ley General de Sociedades.


Imagen obtenida de https://bit.ly/3kvG9rb

(*) Yanira Becerra, Socia del Área Corporativa

(*) Natalie Bosshard, Asociada del Área Corporativa

[1] Ley Nº 26887.

[2] Impacto material positivo.- Es el resultado enfocado en mejorar el bienestar de la población y/o el medio ambiente, medible en el tiempo.

[3] Reducción de impacto material negativo.- Es el resultado orientado a la eliminación o mitigación del efecto de una alteración negativa, generada por la naturaleza o por terceros ajenos a la Sociedad BIC, en uno o más de los componentes del ambiente y/o en un determinado grupo de personas, o en la comunidad en general.

[4] Gestión ambientalmente sostenible.- Es un proceso permanente y continuo, constituido por el conjunto estructurado de principios, normas, procesos y actividades, orientado a aplicar los objetivos de la política de sostenibilidad ambiental empresarial y la conservación del patrimonio natural. La gestión ambiental se rige por los principios establecidos en la Ley General del Ambiente y otras normas sobre la materia.

[5] Objetivos sociales.- Son aquellas metas cuantificables, destinadas a mejorar, parcial o totalmente, el bienestar de la población, resolviendo o disminuyendo los efectos de un problema generado por la naturaleza o por terceros ajenos a la Sociedad BIC.

[6] Objetivos ambientales.- Son las metas destinadas a garantizar la existencia de ecosistemas saludables, viables y funcionales, mediante la prevención, protección, recuperación del ambiente y sus componentes. La conservación y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, de una manera responsable y congruente con el respeto a los derechos fundamentales de la persona.

[7] INDECOPI se encuentra facultado a dictar como medidas correctivas la pérdida de la categoría de Sociedad BIC a aquellas sociedades que (i) incurren en conductas contrarias a las normas de defensa del consumidor, utilizando indebidamente su propósito de beneficio, y debidamente acreditadas en el marco del procedimiento administrativo sancionador correspondiente; y, (ii) a aquellas sociedades que, utilizando indebidamente su propósito de beneficio participan en conductas anticompetitivas debidamente acreditadas en el marco del procedimiento administrativo sancionador correspondiente.

El órgano resolutivo de protección al consumidor del INDECOPI, determina el plazo por el cual se mantiene vigente la pérdida de la categoría de Sociedad BIC, atendiendo a la gravedad de la infracción acreditada conforme a lo dispuesto en el Código de Protección y Defensa del Consumidor y en la Ley de Represión de Conductas Anticompetitivas, según corresponda. En ambos casos, este plazo no será inferior a uno ni superior a cuatro años.

En la resolución correspondiente se ordena a la Sociedad BIC realizar la modificación de su estatuto y denominación o razón social, debiendo la Sociedad BIC solicitar la inscripción de dicho acto en el Registro de Personas Jurídicas de la Sunarp en un plazo máximo de 30 días calendario de consentida o confirmada la resolución administrativa.

La copia certificada o digital de la resolución administrativa firme expedida por funcionario/a autorizado/a que contiene la medida correctiva ordenada, así como la fecha de su notificación, son comunicadas por el órgano resolutivo correspondiente del INDECOPI a la Sunarp, en el plazo máximo de 10 días hábiles, contado a partir de la fecha en la que la resolución del procedimiento sancionador correspondiente haya quedado firme. Sunarp procede con la inscripción de la medida correctiva y la fecha de la notificación en el Registro de Personas Jurídicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here