Identificación del tercero de buena fe | Casación 2866-2013, La Libertad

685
0
Compartir

El 21 de agosto del 2013, la Sala de Derecho Constitucional y Social permanente de la Corte Suprema de Justicia de la República decide habiendo revisado el expediente acumulado sobre accesión como acompañado, la causa número dos mil ochocientos sesenta y seis – dos mil trece; en Audiencia Pública. Los magistrados Sivina Hurtado, presidente, Acevedo Mena, Vinatea Medina, Rueda Fernández y Malca Guaylupo emiten esta sentencia.

¿Cuál es el contexto de este recurso de casación?

Este recurso de casación es interpuesto por Roselina Minchola, apoderada de los demandados y reconvinientes, Jorge Minchola y Lucinda Vargas, de fecha trece de junio de dos mil doce, obrante a fojas seiscientos noventa y nueve del expediente principal.

Previamente, la empresa Inversiones e Importaciones La Nueva Piel Sociedad Anónima Cerrada en la persona de su apoderado judicial Sergio Segovia, ha promovido demanda contra Jorge Minchola y Lucinda Vargas sobre mejor derecho de Propiedad y Reivindicación, a efectos que se declare a su mejor derecho de Propiedad sobre el Inmueble ubicado en Prolongación Unión Número 1754 del Distrito y Provincia de Trujillo, y como consecuencia de ello se ordene la reivindicación a su favor del referido Inmueble.

¿Cómo se puede identificar al tercero de buena fe?

Siguiendo lo indicado en el fundamento 4.11, la Sala de mérito considera que la buena fe en la transferencia de la propiedad inmueble únicamente se pierde mediante un conocimiento perfecto, directo y concluyente de una inexactitud en el registro respectivo.

Sin embargo, esta interpretación resulta errónea, incurriendo en infracción del artículo 2022 del Código Civil, pues la buena fe es la creencia racional y fundada en que el vendedor es el legítimo titular de lo que transmite, y se derivaba del desconocimiento por el adquiriente de la realidad extratabular, no limitándose al desconocimiento de alguna inexactitud en el registro respectivo que conlleve a la nulidad del acto jurídico, ni de rescisión o resolución.

En ese sentido, se evidencia que dicha interpretación errónea ha llevado a la instancia de mérito a considerar que el conocimiento por la demandante, consiste en el hecho de la existencia de terceros que ocupan un bien inmueble, al no configurar ni causal de nulidad del acto jurídico, ni de rescisión o resolución, no desvirtúa su actuar de buena fe.

De este modo, esta Sala encuentra que una interpretación correcta de lo que se debe entender como un actuar de buena fe, esto es, desconocimiento por el adquiriente de la realidad extratabular, conlleva a que la existencia de poseedores en el inmueble sub litis sí desvirtúe el actuar de buena fe de la demandante, en consecuencia, no puede oponer el título de propiedad sobre el derecho de propiedad del inmueble sub litis, pues si bien la inscribió su título, no cuenta con buena fe.

¿Cuál fue la resolución del recurso de casación?

La decisión por parte de los Jueces Supremos fue declarar FUNDADO el recurso de casación interpuesto por Roselina Minchola.

Imagen obtenida de https://bit.ly/3wWSl9t

Revisa el recurso de casación completo en https://bit.ly/3hN6ZvW

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here