Cambio de código: error generalizado del Spanglish | Celeste Pérez González

95
0
Compartir

Escrito por Celeste Pérez González (*)

Traducción de las citas en inglés por Luis Angel Razzo Gamboa (**)

“Sometimes I’ll start a sentence in Spanish y termino en español.”1 Este fenómeno lingüístico se llama cambio de código. Code switching, o cambio de código, es “cambiar del sistema lingüístico de un leguaje o dialecto a otro.” 2 Cambio de código puede ocurrir “…en unidades lingüísticas de diferente tamaño. En este sentido, puede suceder en oraciones completas, una parte de una oración, o en palabras solas o frases.” 3 Como mencionó Nguyen (2015), “según el Atlas Mundial de Estructuras Lingüísticas, hay cerca de 7000 idiomas hablados a lo largo del mundo, y más de la mitad de la población mundial es bilingüe y usa el code switching.” 4

Es común que la gente bilingüe use cambio de código cuando habla, pero esto no significa que las demás personas piensen que el uso de cambio de código es algo bueno. Desafortunadamente hay una perspectiva negativa hacia el uso de code switching. En realidad, “…El español de los nacidos y criados en Estados Unidos son criticados tanto por los residentes de ese país como por los  extranjeros.” 5 Hasta en ciudades cerca de la frontera como Laredo y el Rio Grande Valley se puede ver que “la presión persistente en contra de la mezcla entre idiomas es compleja.” 6 De hecho el término Spanglish no es el único que se usa para describir este fenómeno lingüístico, “…Puerto Ricans también desacreditan el “hablar mato’o” (‘speaking killed’), mientras que los mexicanos usan mocho (‘cropped’) y Tex Mex para describir el fenómeno o para afirmar que esos que are pocho (nacidos o crecidos en Estados Unidos) speak pocho (el español de los mexicanos nacidos y crecidos en Estados Unidos).” 7 Es un error generalizado pensar que la gente bilingüe que usa cambio de código no sabe inglés y/o español. La verdad es que las personas bilingües cambian de código fácilmente y cuando lo hacen respetan las estructuras de los dos idiomas, así que tienen la habilidad de inconscientemente seguir las reglas estructurales de las dos lenguas.

Un grupo de amigos conversando. | August 29, 2017. | Courtesy of O. Lopez via Unsplash.

Antes de analizar los argumentos en contra y a favor del uso de code switching, debemos aclarar un término. La restricción de la equivalencia estructural es un fenómeno lingüístico que dice que “solo se puede cambiar [de lenguaje] en puntos en que las dos lenguas tienen la misma estructura.”8 Por ejemplo, entre sujeto y predicado. Un ejemplo de esto sería si alguien dijera “My mom ha cambiado su horario de trabajo.” 9 Otro punto estructural en donde las lenguas pueden cambiarse sería entre las oraciones unidas por una conjunción. 10 Un ejemplo de esto sería “Fuimos al cine and then to the mall.” 11 Escobar y Potowski (2015) mencionan un ejemplo adaptado de Poplack (1980/2000) y Lipski (2004) que las personas bilingües no dirían algo como “She wants lo” o “She lo wants lo” por qué la oración suena un poco rara y no fluye, como debería (p. 117). Este ejemplo no es posible porque el cambio de código es entre pronombre clítico y verbo finito.12 Es decir, este ejemplo rompe las reglas de una de las lenguas. Si alguien dijera “she wants lo” seguiría las reglas del inglés porque en inglés se dice “she wants it.” De igual manera, si alguien dijera “she lo wants” estaría rompiendo las reglas del inglés y siguiendo las reglas del español. La restricción de la equivalencia estructural significa que la gente que usa cambio de código lo hace siguiendo las reglas lingüísticas de las dos lenguas a la vez, y a veces sin saberlo. Es decir, la gente bilingüe tiene una habilidad extraordinaria con las dos lenguas porque inconscientemente saben las estructuras de ambas.

Alguna gente puede pensar que las personas bilingües mezclan los dos idiomas sin reglas y que no saben nada de las lenguas así que mezclan por el simple hecho de mezclar. Y aunque pueda que haya alguien que haga eso, las investigaciones de lingüísticos dicen lo contrario. Como aclara Zentella (1997), “…los niños en comunidades bilingües adquieren dos gramáticas y las reglas de competencia lingüística, que no solo indica cuando y donde cada idioma debería ser usado, sino que también si es que y cómo los dos idiomas pueden ser entrelazados en una sola pronunciación.” 13 Esto significa que las personas bilingües saben muy bien cuándo y cómo usar code switching; no es simplemente un revoltijo de palabras. También la restricción de la equivalencia estructural refuta este error generalizado. Este fenómeno lingüístico afirma que el cambio de código solamente se puede hacer en ciertos puntos estructurales de las dos lenguas. Cuando una persona bilingüe dice “Ellos están walking the dog” tienen en cuenta, consciente o inconscientemente, que ese cambio de código es posible entre ser/estar y un gerundio. 14 La mezcla del inglés y español no es por casualidad; de hecho “…todos los analistas lingüísticos de este fenómeno han concluido que la mezcla de esos idiomas no es aleatoria, sino que se encuentra bajo reglas y sistematizada.”15 La mezcla de los idiomas, o code switching, no es simplemente algo hecho al azar, es algo que consiste en una gran habilidad de las dos lenguas.

Un grupo de amigas conversando. | November 7, 2019. | Christina @ wocintechchat.com via Unsplash.

A veces algunas personas quizás piensen que las personas que usan cambio de código son perezosas. Esta idea parece ser basada en un estereotipo o prejuicio negativo sobre las personas bilingües. De hecho, hay muchos estudios en donde se muestra que las personas bilingües escogen cuándo usar cambio de código. Por ejemplo, en el libro “El español de los Estados Unidos”, citan un estudio hecho por Zentella (1997) en donde unas niñas fueron entrevistadas y “…en el 75 por ciento de los casos las niñas sabían perfectamente decir en español lo que habían producido en inglés.” 16 Es decir, a veces las niñas decían “tijeras,” a veces lo decían en inglés como “scissors,” y no porque no supieran la palabra. Entonces esto sugiere que hay otros factores que determinan cuándo o cómo usar code switching; debido a esto, el uso de cambio de código no significa que las personas que lo usan son perezosos. Al contrario, las personas bilingües escogen en qué lugar y a qué hora cambiar de código dependiendo de en dónde estén o con quién estén; esto recalca la idea de que las personas bilingües tienen una comprensión extensiva de las dos lenguas y de los contextos apropiados en qué usarlas.

Por otra parte, quizás algunos dirán que las personas bilingües no saben ingles y/o español. Dirán que a las personas bilingües se les olvidan las palabras en un idioma así que usan la palabra en el otro idioma simplemente porque se les olvidó. El error generalizado por la sociedad es que “…el code switching ha sido considerado como una falta de habilidad lingüística, ya que se pensaba que los bilingües no eran hábiles para adquirir los dos idiomas en sí mismos o separarlos apropiadamente.”17 Pero, hay múltiples razones por las cuales personas bilingües usan cambio de código. Sí, puede que sea que a veces se les olvidan unas palabras, pero a todos nos pasa de vez en cuando. En fin, hay otros factores que debemos de tomar en cuenta. En otras palabras, el uso de cambio de código se puede usar en diferentes funciones pragmáticas y discursivas.18 Esto significa que el uso de cambio de código depende de las circunstancias en las cuales estén las personas bilingües o con quien estén hablando.19 Por ejemplo, las personas bilingües pueden usar el cambio de código para “dar énfasis a lo que se dice,” “clarificar o traducir algo,” o “hacer comentarios parentéticos.”20

Por ejemplo, si quisiera entrecomillar algo que me dijo mi mama usaría cambio de código y diría “My mom said que laves los trastes y saques la basura” porque quizás quisiera dar énfasis a la que dijo o simplemente repetir exactamente lo que dijo ella. Otro ejemplo, hecho por Nguyen (2015, p.20), es si la persona que está cambiando de código piensa que “…un lenguaje no tiene los apropiados términos para un tema específico y el otro lenguaje es simplemente considerado un mejor lenguaje para hablar sobre este tema específico.” 21 Está claro que el uso de code switching requiere una gran capacidad sobre las dos lenguas. En otras palabras, “el hacer el code switching, por ello, implica una manipulación habilidosa de al menos dos secciones de gramática que se superponen.” 22 De igual manera, Zentella (1997) hizo un estudio de cinco niñas en Nueva York. Zentella averiguó que “la alternancia rápida de idiomas para adaptarse a las personas que dominaban un idioma u otro acostumbraba a los niños a yuxtaponer con facilidad la fonología, la morfología, la sintaxis, y el léxico del español y el inglés. En familias con miembros de dos o más generaciones, este proceso inicia en la infancia.”23 Es más, Zentella concluyó que el 75% de las niñas sabían y decían las palabras en las dos lenguas así que cambiaron de lengua por otra razón. 24 Esto significa que un porcentaje mínimo de cambios de código ocurrió porque a las niñas se les olvidaban las palabras. 25

En contraste a este hallazgo, “muchos miembros de la comunidad creían que el code switching se producía principalmente cuando no tenían palabras para expresar algo.” 26 Por esta razón, la idea de que las personas bilingües que usan cambio de código porque no saben bien las dos lenguas no es tan convincente. Las personas bilingües usan cambio de código para diferentes funciones pragmáticas y discursivas.

Esta foto es de un grupo de amigos. | June 26, 2018. | Courtesy of O. Lopez via Unsplash.

Adicionalmente, puede que haya gente que diga que al hablar solamente en un idioma a la vez es lo correcto y más formal que mezclar los idiomas. Al mismo tiempo, “los hablantes monolingües de español esperan que ellos [personas bilingües] hablen un español ‘puro’. Incluso los hablantes bilingües de español e inglés critican a los latinos por juntarlos o por hablar Spanglish.” 27 En realidad, no hay una forma correcta de hablar el inglés o el español. El español de México, Puerto Rico o España es simplemente diferente que el español que se usa en los Estados Unidos. Es importante tener en mente que si una lengua es diferente a otra no significa que no es correcta. Además, “…hay menos gente o grupos monolingües que bilingües o multilingües en la población mundial en estos días.” 28 Es imposible mantener dos lenguas sin contacto entre ellas, especialmente tomando en cuenta que los Estados Unidos tienen una frontera con México y hay flujo de inmigrantes de diferentes países hispanohablantes.

En conclusión, “…El Spanglish no puede ser reducido a estáticas entradas que encontramos en un diccionario; es una forma creativa de hablar de manera bilingüe bajo determinadas reglas, que es generada por y refleja el vivir en dos culturas.”29 Nuestra perspectiva del uso de cambio de código no debería de ser negativa y debemos de aceptar el uso de cambio de código. No hay una forma correcta de hablar el inglés o el español. Además, las personas bilingües que usan cambio de código tienen extensivo conocimiento de las dos lenguas. Ellos entienden y aplican las reglas estructurales, pragmáticas y discursivas de las dos lenguas inconsciente y conscientemente.


Artículo original: https://bit.ly/3sj2jQ7

Imagen principal obtenida de https://bit.ly/2NJWrRg

(*) Estudiante en Saint Mary’s University en San Antonio, Texas. Celeste. Tiene una doble especialización en Inglés y Español con una mención en Diseño de Comunicación Visual y una certificación del idioma Español. Su pasión es expresar su creatividad mediante sus escritos, diseños y ayudando a otros.

(**) Estudiante de Derecho en Pontificia Universidad Católica del Perú. Miembro de IUS ET VERITAS y comisionado en IUS 360°. Su nivel de inglés es C1 por el Michigan English Test, en base al Common European Framework.


1. Poplack, S. (1980). Sometimes I’ll start a sentence in Spanish y termino en español: toward a typology of code-switching, Linguistics18(7-8), 581-618. doi: https://doi.org/10.1515/ling.1980.18.7-8.581.

2. Merriam-Webster. (n.d.). Code-switching. https://www.merriam-webster.com/dictionary/code-switching.

3. Nguyen, T. (2015). Code switching: A sociolinguistic perspective. Anchor Academic Publishing. p. 13.

4. Nguyen, T. (2015). Code switching: A sociolinguistic perspective. Anchor Academic Publishing. p. 1.

5. Zentella, A. C. (2007). “Dime con quién hablas y te diré quién eres”: Linguistic (in)security and Latina/o unity. In J. Flores & R. Rosaldo (Eds.), A Companion to Latina/o Studies (pp. 25-38). Blackwell. doi: https://doi.org/10.1002/9781405177603.ch3. p. 33.

6. Rangel, N., Loureiro-Rodríguez, V., & Moyna, M. I. (2015). “Is that what I sound like when I speak?”: Attitudes toward Spanish, English, and code-switching in two Texas border towns. Spanish in Context, 12(2), 177-198. doi: 10.1075/sic.12.2.01ran. p. 195.

7. Zentella, A. C. (2007). “Dime con quién hablas y te diré quién eres”: Linguistic (in)security and Latina/o unity. In J. Flores & R. Rosaldo (Eds.), A Companion to Latina/o Studies (pp. 25-38). Blackwell. doi: https://doi.org/10.1002/9781405177603.ch3. p. 33.

8. Peace, M. (2020). Las características del espanglish 1.pptx [PowerPoint slides]

9. Escobar, A. M., & Potowski, K. (2015). El español de los Estados Unidos. Cambridge University Press. p. 116.

10. Escobar, A. M., & Potowski, K. (2015). El español de los Estados Unidos. Cambridge University Press.

11. Escobar, A. M., & Potowski, K. (2015). El español de los Estados Unidos. Cambridge University Press. p. 116.

12. Poplack, S. (1980/2000). Sometimes I’ll start a sentence in Spanish y termino en español: toward a typology of code-switching1, Linguistics18(7-8), 581-618. doi: https://doi.org/10.1515/ling.1980.18.7-8.581; Lipski, J. (2004). La lengua española en los Estados Unidos: Avanza a la vez que retrocede. Revista Española de Lingüística, 33, 231-260.

13. Zentella, A. C. (1997). Growing up Bilingual. Blackwell. p. 80).

14. Escobar, A. M., & Potowski, K. (2015). El español de los Estados Unidos. Cambridge University Press. p. 116.

15. Casielles-Suárez, E. (2017). Spanglish: The hybrid voice of Latinos in the United States. Atlantis, 39(2), p. 154.

16. Escobar, A. M., & Potowski, K. (2015). El español de los Estados Unidos. Cambridge University Press. p. 119.

17. Nguyen, T. (2015). Code switching: A sociolinguistic perspective. Anchor Academic Publishing. p. 1.

18. Escobar, A. M., & Potowski, K. (2015). El español de los Estados Unidos. Cambridge University Press.

19. Escobar, A. M., & Potowski, K. (2015). El español de los Estados Unidos. Cambridge University Press.

20. Escobar, A. M., & Potowski, K. (2015). El español de los Estados Unidos. Cambridge University Press. p. 119.

21. Hakuta, K. (1999). Mirror of language. The debate on bilingualism. Basic Books.

22. Nguyen, T. (2015). Code switching: A sociolinguistic perspective. Anchor Academic Publishing. p. 14.

23. Zentella, A. C. (1997). Growing up Bilingual. Blackwell. pp. 84-85.

24. Zentella, A. C. (1997). Growing up Bilingual. Blackwell. p. 98.

25. Zentella, A. C. (1997). Growing up Bilingual. Blackwell. p. 98.

26. Zentella, A. C. (1997). Growing up Bilingual. Blackwell. p. 98.

27. Casielles-Suárez, E. (2017). Spanglish: The hybrid voice of Latinos in the United States. Atlantis, 39(2), p. 147.

28. Nguyen, T. (2015). Code switching: A sociolinguistic perspective. Anchor Academic Publishing. p. 5.

29. Zentella, A. C. (2007). “Dime con quién hablas y te diré quién eres”: Linguistic (in)security and Latina/o unity. In J. Flores & R. Rosaldo (Eds.), A Companion to Latina/o Studies (pp. 25-38). Blackwell. doi: https://doi.org/10.1002/9781405177603.ch3. p. 33.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here