Luces y sombras del sistema previsional peruano en tiempos de coronavirus. ¿Decisiones acertadas? | María Jimenez & Yordi Torres

504
0
Compartir

Escrito por María Jimenez(*) & Yordi Torres(**)

I. REALIDAD DEL SISTEMA PREVISIONAL PERUANO

Vivimos en un Estado social democrático de derecho, donde resulta primordial la garantía de derechos fundamentales, reconocidos por la Constitución Politica de 1993, entre ellos, la salvaguarda del derecho a la salud, que hoy más que nunca requiere  premura en sus decisiones ante la coyuntura actual, debido a  la propagación del covid-19; la cual viene generando fuertes repercusiones, no solo en la salud de las personas y en las lamentables pérdidas de miles de vidas cada día, sino, también incide negativamente en el aspecto económico, que evidentemente se encuentra en crisis,  considerando que, “se han perdido más de 6 millones de empleos hasta agosto del 2020. La inversión privada disminuyó en un 30%, la inversión pública cayó en 33.8 %. El PBI tuvo caída del 40% en abril y 32% en el mes de mayo[1]”. Y ante la necesidad apremiante de brindar solvencia económica a muchas familias peruanas, ello ha motivado la atención de la presentación de alrededor de 40 proyectos legislativos ante el Congreso, referidos a la devolución de aportes del sistema nacional y privado de pensiones. Según cifras estadísticas brindadas por “la Asociación de AFP (AAFP), hay unos 7 millones 534,646 afiliados en ese sistema. Mientras que en la ONP se calcula que hay aproximadamente 4.5 millones de afiliados[2]” al sistema previsional peruano. Ante dicha realidad, el Estado brindó la facultad a los trabajadores para disponer de hasta S/ 2,400 de (CTS) y la devolución de S/ 2,000 de los fondos de los AFP, y posteriormente se presentaron importantes proyectos, sin embargo, fueron desestimados, siendo sorpresivo su archivo, conociendo la urgencia que denota la necesidad de una reforma integral del sistema previsional peruano.

Por otro lado,  el pleno del congreso aprobó la Ley Nº 31017[3], que permitió la devolución del 25% de AFP en medio de gran polémica causada antes de su  promulgación, pese a las advertencias vertidas por el ejecutivo sobre el impacto negativo que tendría en la economía, empero, vencido el plazo, dicha ley, no recibió oposición alguna, aquello nos conlleva a cavilar si correrá la misma suerte  la cuestionada ley sobre la devolución de los aportes de la ONP, teniendo en cuenta que son distintos sistemas de repartos y las posibles consecuencias, y que aquellos proyectos legislativos que prosperaron  ponen en tela de juicio la constitucionalidad de la norma, aquello resulta inadmisible en un Estado de derecho, pues, las leyes deben enmarcarse dentro de los parámetros establecidos por la constitución, y por ningún motivo contravenirla.

II. AFP EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

 En el mes de abril, la aprobación por el pleno del congreso del retiro del 25 % de aportes de AFP, concretado en la ley Nº 31017, en su artículo 2, establece el retiro extraordinario facultativo de fondos en el Sistema Privado de Pensiones, cuyo retiro máximo de la cuenta individual de capitalización ascendería a 3 UIT (S/. 12. 450.00) y el  monto mínimo de retiro  equivalente a 1 UIT (S/. 4150.00). Entre las principales consecuencias de su promulgación, según manifiesta la asociación de AFP, tenemos que “los retiros de 2,000 soles ordenados por el Poder Ejecutivo y el retiro del 25% establecido por el Congreso ya han afectado al SPP, que en solo cuatro meses tuvo que desembolsar cerca de 25 mil millones de soles”, es decir, ello ha significado una fuerte afectación económica, debido al desembolso de importantes sumas de dinero.

Asimismo, el día 06 de agosto la Comisión de Defensa del Consumidor y Organismos Reguladores de Servicios Públicos aprobó el dictamen recaído en el proyecto de ley 5674/2020-CR[4], que propone el retiro facultativo del total de aportes al sistema privado de administración de fondos de pensiones, los afiliados a la AFP que cumplan con el requisito de haber dejado de aportar doce meses podrán acceder al retiro total en tres partes; además, se han precisado otros criterios para los desempleados y ex aportantes, quienes también podrían acogerse a dicho beneficio. En el caso de las personas que hayan perdido su trabajo y que no han podido aportar durante el estado de emergencia, podrán acceder a un retiro de S/4.300 soles, es decir, de 1 UIT. Respecto los efectos negativos  de promulgarse dicha ley, tenemos que, dicho beneficio inmediato sería generar satisfacción económica a los ex aportantes, que necesitan de forma urgente su dinero, sin embargo, según acota “la Asociación de AFP sostuvo que la aprobación del proyecto de ley que propone el retiro del 100% de los fondos previsionales privados, permitiría el retiro de 62,000 millones de soles de las AFP, lo que representa el 41% de la cartera total administrada por el Sistema Privado de pensiones (SPP)[5]”.

Dicho proyecto ha recibido innumerables críticas, por la presunta puesta en juego de intereses colectivos, recurriendo a la forma más riesgosa,  calificada de “medida incongruente”, advirtiendo la posible destrucción del sistema de ahorro previsional, no resultando alarmante dicha calificación, de continuar desembolsando considerables sumas de dinero de las cuentas de capitalización individuales de los afiliados, siendo ellos mismos, quienes sufran las secuelas dejadas por decisiones políticas que distan de un análisis exhaustivo de la crisis que se vive, sino producto un  someramente superficial estudio, lo que aparentemente resulta propio, para solucionar a corto plazo dicha problemática y no orientado a la reforma integral.  Al respecto, se ha generado mucha expectativa en los aportantes, debido a que exigen desesperadamente un auxilio económico, sin embargo, no puede solucionarse esta situación, recurriendo a devolver aportes que garantizan su vejez, los únicos que están en mayor riesgo, son los propios aportantes, es decir, se los estaría  poniendo al borde de la cuerda floja, jugando su destino a la suerte, y a la vez, la economía del país.  Aquella reflexión nos motiva a pensar si se presentará la misma situación como lo ocurrido en el retiro del 25% de aportes de AFP. A su vez, en concordancia con dicho proyecto, se ha presentado el 26 de agosto por el grupo parlamentario Podemos Perú, el proyecto de Ley 6066-2020-CR, ley que autoriza el retiro total de aportes de la ley AFP, sin distinción, para todo afiliado que no ha aportado los últimos seis meses consecutivos, al igual que los demás proyectos en evaluación resulta menester analizar su viabilidad en el marco de un Estado de derecho.

III. ONP EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

El sistema nacional de pensiones, regido por el Decreto Ley 19990, ha afrontado durante los últimos meses la discusión de la devolución de los aportes a la Oficina de Normalización Previsional (ONP) ente encargado de administrar los fondos, y entre los principales proyectos de ley presentados encontramos a: 04977/2020-CR, 05030/2020-CR, 05044/2020-CR, 05047/2020-CR, 05063/2020-CR, 05107/2020-CR, 05109-2020-CR, 05157/2020-CR, 05196/2020-CR, 05199/2020-CR, 05215/2020-CR, 05351/2020-CR, 05409/2020-CR, 05449/2020-CR y 05531/2020-CR; buscando establecer un fin en común “habilitar a los aportantes y ex aportantes a la ONP a solicitar la devolución total de sus aportes al Sistema Público de Pensiones”.  Dichas posibles decisiones revisten de un gran clamor popular y surgen como alternativas frente a la crisis económica que hoy en día atraviesa el país, en ese sentido, las comisiones de Economía y Presupuesto, así como la Comisión de Defensa del Consumidor bajo sus dictámenes que aprobaron esta medida y que pretenden originar cambios en el sistema previsional peruano, fueron debatidas dentro del Pleno del Congreso de la República y con fecha 25 de agosto del año en curso llegaron a ser aprobadas bajo un voto mayoritario del parlamento y se dispuso otorgar la devolución de aportes de la ONP estableciendo como máximo una UIT, equivalente a 4,300 soles, a todos sus aportantes activos e inactivos pertenecientes a este sistema, y la devolución total a aquellas personas mayores de 65 años de edad que no cumplieran con los requisitos para obtener una pensión, además de otorgar un bono extraordinario por única vez equivalente a una (1) remuneración mínima vital hacia todos los jubilados. Dicho esto, resulta menester analizar las consecuencias que podrían devenir a la entrada en vigencia de dicha Ley, al respecto, existe un demarcado proscenio más político que técnico el cual podría darse y entre las principales tenemos: (i) El desequilibrio al orden previsional público, (ii) El aumento del déficit fiscal de la caja previsional del Estado, (iii) La afectación de los pensionistas de condición vulnerable.

Si bien existen marcadas voluntades de sobrellevar estas crisis económicas, se tiene, sin embargo, que esta propuesta legislativa ya aprobada, no resulta viable en un estado de derecho, por cuanto el escenario económico y financiero no brindan las posibilidades adecuadas para llevar a cabo dicho objetivo; y además el escenario se complicaría presentándose un conflicto legal por ser materia de demanda ante el Tribunal Constitucional, debido a que el parlamento no cuenta con iniciativa de gasto y que existe una ausencia sobre los conocimientos del sistema público de pensiones; lo cual representa un peligro a la constitucionalidad del país, tal como lo expresaron autoridades del gobierno. Surgiendo la interrogante: ¿será necesario recurrir a otro camino, antes de promulgar la ley sobre la devolución de los aportes de los afiliados y la ley del retiro de 100% de aportes de AFP?, o deberá admitirse pese a haber sido blanco de innumerables críticas.

Al respecto del sistema previsional peruano, a nivel del Poder Ejecutivo, se han llevado a cabo diferentes esfuerzos para hacer frente a esta reforma previsional, siendo la más importante y reciente el Proyecto de Ley 6114/2020-PE presentado por el presidente de la República Martin Vizcarra ante el congreso, la cual busca mejorar el Sistema Nacional de Pensiones estableciendo una propuesta de cambio estructural dentro de la ONP, englobando 6 claras medidas que giran en torno a lo siguiente: (i) Otorgar una pensión escalonada dependiendo de los años de aportes, es decir, aquellos que tienen 65 años de edad y han aportado 10 años no llegando hasta los 15 años, recibirán una pensión equivalente a 250 soles, en tanto, si la aportación oscila entre 15 y menos de 20 años la pensión resultará a 350 soles, (ii) Otorgar una jubilación adelantada, la misma está dirigido a los aportantes que tengan menos de 50 años y cuentan con un aporte de 25 años, (iii) acceso a pensiones por discapacidad, (iv) Posibilidad del jubilado de trabajar, (v) Flexibilización de requisitos para las pensiones y (vi) facilidades para el aporte voluntario de independientes. Asimismo, se autoriza el otorgamiento excepcional por única vez del subsidio monetario de 760 soles, en el marco del bono universal, para los afiliados que no hayan recibido este beneficio, que no figuren en el registro centralizado de planillas y para los que no están registrados en la base de datos de la ONP.

En virtud a lo último expuesto, enfatizamos que las políticas financieras deben convertirse en decisiones adecuadas, y no causar problemas mayores al que afrontamos, para ello, si se pretende realizar una reforma al sistema previsional peruano, debe considerar tres pilares fundamentales: i) una pensión solidaria, como Pensión 65, ii) un aporte obligatorio, infiriendo siempre sobre la cultura del ahorro, iii) garantizar que quienes se incorporan puedan recibir más dinero en su jubilación.  Dentro de ese contexto, podemos decir se ha situado la posición del gobierno conllevando a ser un acierto dentro de esta reforma, por cuanto plantea dentro de sus propuestas el otorgar pensiones de maneras escalonadas y dependiendo de los requisitos descritos al cual se cumplan, otorgar un subsidio que permita tanto a los afiliados activos como inactivos, además de los jubilados poder afrontar la difícil situación económica debido al impacto del covid-19, esto sin afectar el orden financiero y económico de nuestro país.  Por el momento, dicha propuesta legislativa, será objeto de evaluación por el parlamento, pero no olvidemos que debe existir una clara voluntad por parte de este último poder del Estado en brindar el mejor sustento económico hacia todos los aportantes de la ONP; y que está en juego gran parte de la constitucionalidad de la nación, por cuanto como lo hemos establecido la ley aprobada por el congreso trasgrede las normas constitucionales originando un grave retroceso de nuestra importante visión como sociedad.

IV. CONCLUSIÓN

A modo de conclusión, entendemos  que, el sistema previsional peruano se encuentra encendiendo luces en el camino a la reforma integral, pues, se conoce la iniciativa del ejecutivo y su denotado esfuerzo por presentar proyectos que no contribuyan solamente a corto plazo en la solución de la problemática;  continuar con la promulgación de  leyes que pretendan la devolución de los aportes de los afiliados a la ONP y AFP. De esa manera, se lograría la satisfacción de intereses individuales, mediante la devolución de dinero que garantiza el futuro de miles de peruanos, peligrando sus pensiones de vejez, lo que representan simbólicamente las sombras que se generarían con la aprobación de proyectos cuyas secuelas podrían afectar económica y socialmente al país.

De promulgarse ambas leyes referidas al sistema previsional beneficiarían a los ex aportantes con la devolución de su dinero, pero, al mismo tiempo se perjudicaría la pretendida reforma integral.  Respecto del proyecto sobre la devolución de aportes de ONP, entre las consecuencias política, social y económica, se tiene al desequilibrio del orden previsional público,  el aumento del déficit fiscal de la caja previsional del Estado,  la afectación de los pensionistas de condición vulnerabley en relación al proyecto de la AFP, entre sus consecuencias negativas tenemos, la posible destrucción del sistema de ahorro previsional peruano, uno de los más  grandes riesgos que se asumiría, debido a la evidente necesidad de consenso entre poderes del Estado. Por ello, debe trabajarse conjuntamente en la reforma del sistema previsional, y dejar la distancia entre la ONP y AFP, priorizando y analizando con exhaustividad las calificadas como  medida incongruente frente a una medida populista.

——————–

Sobre los autores:

  1. María Angie Jimenez Aburto.

Egresada de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega (UIGV). Redactora de diversos artículos de investigación en la Revista de Derecho IUS Latín.

Correo electrónico: angiejimenezaburto@gmail.com

  1. Yordi Alimson Torres Almeyda.

Abogado por la Universidad Inca Garcilaso de la Vega (UIGV). Asistente Administrativo del Ministerio Público en el Distrito Fiscal de Lima Este. Redactor de diversos artículos de investigación en la Revista de Derecho IUS Latín.

Correo electrónico: yordi301997@gmail.com


 Referencias:

Andina (7 de agosto del 2020). Asociación de AFP: Retiro del 100% generaría salida de S/ 62,000 millones.  Recuperado de: https://andina.pe/agencia/noticia-asociacion-afp-retiro-del-100-generaria-salida-s-62000-millones-808609.aspx

Ley Nº 31017. Ley que establece medidas para aliviar la economía familiar y dinamizar la economía nacional en el año 2020. Artículo 2. Recuperado de: https://busquedas.elperuano.pe/normaslegales/ley-que-establece-medidas-para-aliviar-la-economia-familiar-ley-n-31017-1865958-1/

Proyecto de Ley Nº 5674/2020-CR.Retiro facultativo total AFP. Recuperado de: http://www.leyes.congreso.gob.pe/Documentos/2016_2021/Proyectos_de_Ley_y_de_Resoluciones_Legislativas/PL05674-20200702.pdf

Proyecto de Ley Nº 6066/2020-CR. Ley que autoriza el retiro total de aportes de la AFP, sin distinción, para todo afiliado que no ha aportado los últimos 6 meses consecutivos. p.4. Recuperado de: http://www.leyes.congreso.gob.pe/Documentos/2016_2021/Proyectos_de_Ley_y_de_Resoluciones_Legislativas/PL06066-20200826.pdf

Ruesta, A. (06 de Julio del 2020). Un 58% de peruanos no aportan para recibir una pensión en la vejez. Infomercado. Recuperado de: https://infomercado.pe/un-58-de-peruanos-no-aportan-para-recibir-una-pension-en-la-vejez-noticia-ar/

[1]  Proyecto de Ley Nº 6066/2020-CR. Ley que autoriza el retiro total de aportes de la AFP, sin distinción, para todo afiliado que no ha aportado los últimos 6 meses consecutivos. p.4. Recuperado de: http://www.leyes.congreso.gob.pe/Documentos/2016_2021/Proyectos_de_Ley_y_de_Resoluciones_Legislativas/PL06066-20200826.pdf

[2] Ruesta, A. (06 de Julio del 2020). Un 58% de peruanos no aportan para recibir una pensión en la vejez. Infomercado. Recuperado de: https://infomercado.pe/un-58-de-peruanos-no-aportan-para-recibir-una-pension-en-la-vejez-noticia-ar/

[3] Ley Nº 31017. Ley que establece medidas para aliviar la economía familiar y dinamizar la economía nacional en el año 2020. Artículo 2. Recuperado de: https://busquedas.elperuano.pe/normaslegales/ley-que-establece-medidas-para-aliviar-la-economia-familiar-ley-n-31017-1865958-1/

[4] Proyecto de Ley Nº 5674/2020-CR.Retiro facultativo total AFP. Recuperado de: http://www.leyes.congreso.gob.pe/Documentos/2016_2021/Proyectos_de_Ley_y_de_Resoluciones_Legislativas/PL05674-20200702.pdf

[5] Andina (7 de agosto del 2020). Asociación de AFP: Retiro del 100% generaría salida de S/ 62,000 millones.  Recuperado de: https://andina.pe/agencia/noticia-asociacion-afp-retiro-del-100-generaria-salida-s-62000-millones-808609.aspx

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here