Los derechos humanos y la tarjeta de identificación

986
0
Compartir

El pasado 08 de mayo del año 2017, quien suscribe la presente entregó al grupo promotor de la iniciativa estudiantil denominada “Reforma Trans PUCP: Propuesta de política para el respeto de la identidad de género en la PUCP”, una carta dirigida a miembros del Consejo Universitario de la Pontificia Universidad Católica del Perú.[1] En los párrafos siguientes se reproduce el texto de la citada carta.

Miembros del Consejo Universitario

Pontificia Universidad Católica del Perú

Presente.-

De mi consideración:

Reciban un cordial saludo.

Tengo a bien dirigirme a Uds. en relación a la iniciativa estudiantil denominada “Reforma Trans PUCP: Propuesta de política para el respeto de la identidad de género en la PUCP”.

En mi calidad de profesor del curso de Derechos Humanos en la Facultad de Derecho, sin pretender realizar un análisis integral de la propuesta mencionada, quisiera referirme a un punto importante de la misma, esto es, la cuestión de la emisión por parte de la Universidad de la Tarjeta de Identificación (TI).[2]

Nos parece importante tener en consideración como criterio que debe respetar la Universidad, lo que ha sostenido la Corte Interamericana de Derechos Humanos respecto de hechos violatorios de derechos de las personas en razón de su identidad de género:

“91. Teniendo en cuenta las obligaciones generales de respeto y garantía establecidas en el artículo 1.1 de la Convención Americana, los criterios de interpretación fijados en el artículo 29 de dicha Convención, lo estipulado en la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, las Resoluciones de la Asamblea General de la OEA, los estándares establecidos por el Tribunal Europeo y los organismos de Naciones Unidas (supra párrs. 83 a 90), la Corte Interamericana deja establecido que la orientación sexual y la identidad de género de las personas son categorías protegidas por la Convención. Por ello está proscrita por la Convención cualquier norma, acto o práctica discriminatoria basada en la orientación sexual de la persona. En consecuencia, ninguna norma, decisión o práctica de derecho interno, sea por parte de autoridades estatales o por particulares, pueden disminuir o restringir, de modo alguno, los derechos de una persona a partir de su orientación sexual.[3]

Es pertinente recordar también que, de acuerdo con la Constitución Política del Perú (1993), la interpretación que debe hacer la Universidad de los derechos fundamentales de las personas debe, necesariamente, realizarse de conformidad con los tratados internacionales sobre las mismas materias.[4] Y esta interpretación, precisa el Código Procesal Constitucional, no puede ignorar “las decisiones adoptadas por los tribunales internacionales sobre derechos humanos constituidos según tratados de los que el Perú es parte.” [5]

La autonomía universitaria no puede en el presente caso utilizarse para desconocer lo antes señalado, sino todo lo contrario. La ausencia o el silencio normativo interno específico es cubierto por las normas e interpretaciones de tratados y de órganos internacionales de protección de los derechos humanos que obligan al Estado y a los particulares.

Atentamente,

José Antonio Burneo Labrín

Profesor de la Facultad de Derecho de la PUCP

Doctor en Derecho, UCL, LLN.

En tal sentido, la referida carta fue redactada y suscrita con la finalidad de aportar, en mi calidad de profesor del curso de Derechos Humanos en la Facultad de Derecho, algunos criterios relevantes para el tema en cuestión: la Tarjeta de identificación emitida por la Universidad y los derechos humanos de las personas sin discriminación alguna.

 


FUENTE DE IMAGEN: http://lapatria.pe/web/wp-content/uploads/2017/06/17761685_1544312938942130_1985809208_o-950×450.jpg

[1] A fin de que sea entregada a los miembros del Consejo Universitario de la Pontificia Universidad Católica del Perú el día de la sesión correspondiente.

[2] La tarjeta de identificación (TI) es entregada por la Universidad con la finalidad de que los y las estudiantes puedan acceder a : i) los locales de la Universidad, ii) los servicios de préstamo de materiales en las bibliotecas, iii) la Oficina de Servicios de Salud, iv) los laboratorios de cómputo y para v) adquirir el menú universitario en las cafeterías. Cf. Oficina Central de Registro de la PUCP,  Manual sobre la tarjeta de identificación (TI).

[3] Corte IDH. Caso de Karen Atala Riffo e hijas Vs. Chile. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 24 de febrero de 2012. Serie C No. 239, párr. 91. El Perú es Estado Parte en la Convención Americana sobre Derechos Humanos y en la Convención de Viena mencionadas en el párrafo 91, citado supra.

[4] Constitución Política del Perú (1993): “Cuarta [Disposiciones Finales y Transitorias]. Las normas relativas a los derechos y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretan de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y con los tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificados por el Perú.” 

[5] Código Procesal Constitucional, Título Preliminar, art. V.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here