El portal jurídico de
IUS ET VERITAS

Lo más relevante sobre el Proyecto de Ley que busca reconocer el trabajo de las amas de casa

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El 8 de marzo, los congresistas de Acción Popular, encabezados por Yonhy Lescano, presentaron un Proyecto de Ley que busca aprobar la «Ley que reconoce el trabajo de las amas de casa».

Como su nombre lo indica, la Ley tiene por finalidad reconocer el trabajo que realizan las amas de casa a través del pago por parte del Estado de una contraprestación pecuniaria mensual, la cual tendría el valor del 70% de la remuneración mínima vital y daría derecho al pago de una pensión solidaria de jubilación equivalente al 50% de la pensión mínima del Sistema Nacional de Pensiones. Lo último es siempre y cuando la ama de casa reúna dos requisitos: tener 65 años de edad y no tener acceso a cualquier sistema pensionario existente.

La Ley beneficiaría a las amas de casa que no perciban ingresos o pensiones que provengan del ámbito público o privado, que trabajen y se dediquen al hogar pero perciban un ingreso precario que no les permita acceder a ningún tipo de pensión y que tengan hijos menores de 18 años o solteros mayores de 18 años que están siguiendo con éxito estudios profesionales u oficios hasta los 24 años de edad.

Su diseño e implementación quedaría a cargo del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas. Debido a su vulnerabilidad, se atenderían primero a los sectores D y E estableciendo políticas sociales de forma focalizada.

En la exposición de motivos, los congresistas sostienen que el trabajo doméstico, al ser real y efectivo, constituye un aporte importante a la economía del país. Entonces, debe ser tomado en cuenta para formular políticas de igualdad de oportunidades. Sobre todo, teniendo en cuenta que el trabajo realizado por las amas de casa no cumple con el horario de 8 horas diarias e incluye múltiples actividades.

Asimismo, señalan, la implementación de un programa social que beneficie a las amas de casa en situación de vulnerabilidad se condice con lo normado en los artículos 1 y 58 de la Constitución. El primero señala que el fin supremo del Estado es la persona humana y su dignidad. El segundo, que nuestro modelo económico es el de una economía social de mercado, lo que ordena al Estado a compensar económicamente a los grupos sociales excluidos, como a las amas de casa.

Sin embargo, continúan, hasta la fecha no existe ningún programa social en miras a elevar los niveles de vida de este segmento de la población y eliminar la pobreza, por lo que es necesario implementar uno.


Puede leerse la Ley completa en: https://bit.ly/2q3Fe5R

Imagen: https://bit.ly/2IjBc0v

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.