La descentralización en el banquillo

979
0
Compartir

La semana pasada se realizó la cuarta reunión GORE-Ejecutivo, valioso espacio donde los gobernadores regionales dialogan con ministros y otros funcionarios del Ejecutivo para solucionar problemas puntuales de la descentralización. En la anterior reunión, por ejemplo, se había anunciado la solución de varios conflictos entre regiones, y en esta última se anunciaron 620 acuerdos y el Ejecutivo presentó los alcances del plan de reconstrucción.

Considerando el evidente malestar de la población con gobernadores y alcaldes después de los desastres del Niño Costero, así como un masivo esquema de reconstrucción que no tiene como protagonistas a dichos actores, sería pertinente que las próximas reuniones GORE-Ejecutivo también aborden temas de fondo sobre el futuro de la descentralización. En efecto, desde la disolución del Consejo Nacional de Descentralización en 2006 (con todos sus defectos), no ha existido un espacio donde los distintos niveles de gobierno dialoguen de manera institucionalizada acerca de aspectos fundamentales de una reforma que requiere de fuerte apoyo político desde Lima y desde la ciudadanía para avanzar.

La ineficiencia, corrupción y falta de prevención evidenciadas en varias regiones y municipios en plena emergencia han mellado aún más la credibilidad y prestigio de la descentralización. Si 61% de los peruanos consideraba, tres años atrás, que el proceso había fracasado tras grandes escándalos de corrupción en gobiernos regionales, hoy debe ser incluso mayor la desaprobación. Y el desplome del apoyo al antes invulnerable alcalde limeño Luis Castañeda en esta coyuntura sugiere que algo similar estaría sucediendo en el nivel municipal.

Sumándose al fastidio de la ciudadanía con sus autoridades más cercanas, varios expertos y líderes de opinión sentencian en los medios el fracaso definitivo de la descentralización. Al mismo tiempo, influyentes actores políticos aparecen listos para promover fuertes cambios a la reforma iniciada hace 15 años, destacando la congresista fujimorista de la Comisión de Descentralización, Úrsula Letona.

¿Es momento, entonces, de recentralizar el Estado y empezar a liquidar un experimento fallido? Saltar a esta conclusión es tentador en un momento crítico, pero también apresurado porque aún hay muchos elementos de la descentralización sin evaluar. Además, intentar recentralizar sin mayor consulta sería poco democrático y, sobre todo, inviable políticamente con liderazgos regionales consolidados alrededor del país. Más bien, el rumbo de largo plazo del proceso debe ser objeto de una discusión hoy inexistente, entre todos los involucrados.

En este sentido, un primer paso de parte del Ejecutivo sería aclarar a los gobiernos subnacionales cuál es su postura con respecto al futuro de la descentralización a 2021. Por un lado, las reuniones GORE-Ejecutivo, el sistema de inversión pública invierte.pe y otras medidas han sido parte de un importante paquete de fortalecimiento del proceso. Pero, por otro lado, la nueva Ley de Reconstrucción con cambios y la Autoridad de la Reconstrucción con cambios constituyen una poderosa tendencia centralista que en los próximos años inyectará más de 8000 millones de soles al nivel local con escaso involucramiento de los gobiernos subnacionales.

Si la descentralización ha fracasado en ciertos aspectos, es momento de entender por qué ha ocurrido, y considerar distintas opciones para solucionar los problemas encontrados. Pero en esta discusión tienen que estar presentes no solo los expertos y actores políticos del nivel nacional, sino también los gobiernos regionales y locales que, finalmente, han sido elegidos democrática y legítimamente. Por ello, este diálogo de fondo debería empezar en un espacio como las GORE-Ejecutivo. Si se va a poner a la descentralización en el banquillo de los acusados por sus recientes errores, es justo que esta tenga derecho a exponer su caso y a ser escuchada como par de los grandes tomadores de decisiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here