El portal jurídico de
IUS ET VERITAS

Avances, falencias y estadísticas en torno a la facultad constitucional de las gracias presidenciales | Anthony Romero

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

«En pie de lucha ante la reversión penitenciaria»

Anthony Julio Romero Casilla[1]

Tras la reversión del sistema penitenciario a nivel nacional y habiéndose sobreexpuesto la Emergencia Sanitaria a la Penitenciaria, el Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos impulsó cuatro medidas tardías en aras de impactar positivamente en el deshacinamiento histórico de las cárceles peruanas, basándose en una política criminal racional y ecuánime, en especial para internos por delitos de mínima lesividad, internos primarios, poblaciones y sectores vulnerables, condiciones carcelarias, entre otras.

Sin embargo, transcurrido más de 150 días, en la que el Perú declara el Estado de emergencia nacional debido a la pandemia ocasionada por la enfermedad del coronavirus, seguido de una cuarentena, es necesario revisar el impacto y la eficiencia registrada tras dichas normas promulgadas.

En tal sentido, en lo que prosigue pasaremos a analizar, en base a cifras y estadísticas reales, la normativa que busco impulsar las gracias presidenciales, especialmente los indultos humanitarios y conmutaciones de penas.

No obstante, es necesario subrayar que la presente norma tenía como finalidad excarcelar a 3 000 internos con ciertas características a efectos de paliar en el deshacinamiento carcelario. En esa línea, las gracias presidenciales se promulgaron a través de los siguientes decretos:

  1. Decreto Supremo N° 004-2020-JUS:
    Promulgado el 23 de abril del 2020 en el Diario El Peruano donde establece supuestos especiales para la evaluación y propuesta de recomendación de Gracias Presidenciales, y determinación de su procedimiento, en el marco de la emergencia sanitaria por el virulento COVID-19.
  2. Decreto Supremo N° 005-2020-JUS:
    Promulgado el 01 de mayo del 2020 en el Diario El Peruano que modifica el Decreto Supremo N° 004-2020-JUS con una ampliación en su artículo 7°.
  3. Decreto Supremo N° 006-2020-JUS:
    Promulgado, de igual forma, el 01 de mayo del 2020, en el Diario El Peruano donde establece los criterios y procedimientos especiales para la recomendación de Gracias Presidenciales para los adolescentes privados de libertad, en el marco de la emergencia sanitaria por el virus denominado COVID-19.

De este modo, se subrayaron especiales supuestos para tales excarcelaciones en los recintos carcelarios:

  1. Los supuestos del proceso especial de indulto por razones humanitarias son para aquellos internos y menores infractores que:
  • Padecen de enfermedad crónica en etapa avanzada, que aumente el riesgo de infección por COVID-19 y el desarrollo de complicaciones, conforme a lo señalado por el Ministerio de Salud.
  • Padecen de otras enfermedades crónicas que, teniendo en cuenta las condiciones penitenciarias, se consideren vulnerables al contagio de COVID-19.
  1. Los supuestos del proceso especial de indulto común y conmutación de medida socioeducativa son para aquellos internos y menores infractores que:
  • Sean madres y permanezcan con su niño o niña en el establecimiento penitenciario o centro juvenil de medio cerrado.
  • Se encuentren en estado de gestación.
  • Su condena, efectiva o redimida, o su medida socioeducativa se cumpla en los próximos seis meses.
  • Se les hayan impuesto una pena efectiva no mayor de cuatro años o que su medida socioeducativa de internamiento sea no mayor a un año y medio.
  • Sea el interno(a) sea mayor de 60 años de edad o el(la) menor infractor sea menor de 16 años de edad.

Aunado a ello, tras 110 días de su promulgación, en base a los decretos supremos publicados en el Diario El Peruano, a nivel Perú tenemos las siguientes cantidades de egresos:

OFICINA REGIONAL #E.P. D.S. N° 004-2020-JUS

INDULTOS COMUNES Y HUMANITARIOS

D.S. N° 004-2020-JUS

CONMUTACIONES DE PENAS

TOTAL
DE EGRESOS
(ABRIL-AGOSTO) (ABRIL-AGOSTO)
O.R. ALTIPLANO 4 1 5 6
O.R. CENTRO 10 2 24 26
O.R. LIMA 17 10 175 185
O.R. NOR ORIENTE 9 4 14 18
O.R. NORTE 11 1 39 40
O.R. ORIENTE 4 1 11 12
O.R. SUR 6 8 12 20
O.R. SUR ORIENTE 7 4 14 18
CIFRAS DE EGRESOS 31 294 325

En base al anterior cuadro, se puede colegir que —hasta el momento— es insuficiente las acciones de deshacinamiento de los establecimientos penitenciarios toda vez que, conforme se observa, no se ha llegado a excarcelar ni a la mitad de internos que se tenía prevista, por lo que, se infiere que su aplicación a la fecha, resulta lenta y categóricamente menor.

OFICINA REGIONAL # POBLACIÓN PENAL
(MAYO 2020)
CANTIDAD DE EGRESOS BAJO LOS DECRETOS DE LAS GRACIAS PRESIDENCIALES
O.R. ALTIPLANO 2 605 6
O.R. CENTRO 7 032 26
O.R. LIMA 44 244 185
O.R. NOR ORIENTE 5 885 18
O.R. NORTE 17 396 40
O.R. ORIENTE 6 756 12
O.R. SUR 4 188 20
O.R. SUR ORIENTE 5 815 18

Asimismo, según las resoluciones supremas publicadas en el diario El Peruano se tienen los otorgamientos de indultos y conmutaciones —contabilizados en los anteriores cuadros estadísticos— que han gestionado y concedido la comisión de gracias presidenciales, que —vale mencionar— se ha reactivado después de un mes de iniciado el Estado de emergencia, cuando debería trabajar permanentemente, ya que su funcionamiento debe ser normal porque es parte del sistema de justicia.

Para tal efecto, las concesiones otorgadas a nivel de cada establecimiento penitenciario figura de la siguiente manera:

ESTABLECIMIENTOS
PENITENCIARIOS
D.S. N° 004-2020-JUS

INDULTOS COMUNES Y HUMANITARIOS

D.S. N° 004-2020-JUS

CONMUTACIONES DE PENAS

ALTIPLANO – PUNO 1 5
01 E.P DE PUNO 1 1
02 E.P. DE LAMPA 0 3
03 E.P. DE JULIACA 0 1
04 E.P. DE CHALLAPALCA 0 0
CENTRO – HUANCAYO 2 24
05 E.P. DE HUANCAYO 0 5
06 E.P. MUJERES DE CONCEPCIÓN 0 1
07 E.P. DE CHANCHAMAYO 0 5
08 E.P. DE JAUJA 2 3
09 E.P. DE TARMA 0 0
10 E.P. DE LA OROYA 0 3
11 E.P. DE RIO NEGRO (SATIPO) 0 0
12 E.P. DE HUANCAVELICA 0 1
13 E.P. DE AYACUCHO 0 6
14 E.P. DE HUANTA 0 0
LIMA – LIMA 10 175
15 E.P DE HUARAZ 0 5
16 E.P. DE CHIMBOTE 1 15
17 E.P. DE CALLAO 1 32
18 CEREC – BASE NAVAL 0 0
19 E.P. MUJERES DE CHORRILLOS 4 22
20 E.P. ANEXO DE MUJERES DE CHORRILLOS 0 0
21 E.P. DE LURIGANCHO 2 68
22 E.P. MIGUEL CASTRO CASTRO 0 1
23 E.P. VIRGEN DE FÁTIMA 0 3
24 E.P. DE ANCÓN I 0 0
25 E.P. DE BARBADILLO 0 0
26 E.P. DE ANCÓN II 1 7
27 E.P. DE HUACHO 0 2
28 E.P. DE CAÑETE 0 3
29 E.P. DE HUARAL 0 4
30 E.P. DE ICA 1 9
31 E.P. DE CHINCHA 0 4
NOR ORIENTE – SAN MARTIN 4 14
32 E.P. DE MOYOBAMBA 0 2
33 E.P. DE JUANJUI 1 3
34 E.P. DE TARAPOTO 0 2
35 E.P. DE SANANGUILLO 0 3
36 E.P. DE IQUITOS 1 2
37 E.P. MUJERES DE IQUITOS 1 1
38 E.P. DE YURIMAGUAS 0 0
39 E.P. DE CHACHAPOYAS 1 1
40 E.P. DE BAGUA GRANDE 0 0
NORTE – CHICLAYO 1 39
41 E.P. DE TUMBES 0 6
42 E.P. DE PIURA 0 9
43 E.P. DE SULLANA 0 3
44 E.P. DE CHICLAYO 1 7
45 E.P. DE TRUJILLO 0 5
46 E.P. DE MUJERES DE TRUJILLO 0 4
47 E.P. DE PACASMAYO 0 0
48 E.P. DE CAJAMARCA 0 1
49 E.P. DE CHOTA 0 0
50 E.P. DE JAEN 0 4
51 E.P. DE SAN IGNACIO 0 0
ORIENTE – HUÁNUCO 1 11
52 E.P. DE HUÁNUCO 0 8
53 E.P. DE CERRO DE PASCO 0 0
54 E.P. DE COCHAMARCA 0 0
55 E.P. DE PUCALLPA 1 3
SUR – AREQUIPA 8 12
56 E.P. DE AREQUIPA 2 1
57 E.P. MUJERES DE AREQUIPA 3 3
58 E.P. DE CAMANÁ 1 0
59 E.P. DE MOQUEGUA 0 0
60 E.P. DE TACNA 0 2
61 E.P. DE MUJERES DE TACNA 2 6
SUR ORIENTE – CUSCO 4 14
62 E.P. DE ABANCAY 0 0
63 E.P. DE ANDAHUAYLAS 3 3
64 E.P. DE CUSCO 0 5
65 E.P. DE MUJERES DE CUSCO 1 2
66 E.P. DE SICUANI 0 2
67 E.P. DE QUILLABAMBA 0 1
68 E.P. DE PUERTO MALDONADO 0 1
TOTAL E.P.: 68 31 294

No obstante, en lo concerniente a los centros juveniles de régimen cerrado que alberga a los jóvenes infractores, las cifras de egresos han resultado mucho menor categóricamente, teniendo el siguiente registro:

CENTROS JUVENILES DE RÉGIMEN CERRADO D.S. N° 006-2020-JUS

INDULTOS COMUNES Y HUMANITARIOS

D.S. N° 006-2020-JUS

CONMUTACIONES DE MEDIDA SOCIEDUCATIVA

TOTAL
DE EGRESOS
(ABRIL-AGOSTO) (ABRIL-AGOSTO)
C.J.D.R. Alfonso Ugarte (Arequipa) 0 2 2
C.J.D.R. Marcavalle (Cusco) 0 5 5
C.J.D.R. El Tambo (Huancayo) 0 2 2
C.J.D.R. de Trujillo 0 0 0
C.J.D.R. José Quiñones Gonzáles 0 0 0
C.J.D.R. de Santa Margarita 0 7 7
C.J.D.R. Miguel Grau (Piura) 0 2 2
C.J.D.R. de Pucallpa 0 8 8
C.J.D.R. de Lima (Maranguita) 2 13 15
Anexo ubicado en el E.P. de Ancón II 0 1 1
CIFRAS DE EGRESOS 2 40 42

En virtud de todo lo expuesto, podría llegar a formularse la interrogante ¿Las gracias presidenciales no son eficaces ante el problema penitenciario? No, a lo contrario, la figura de las gracias presidenciales, desde siempre, ha sido una importante medida para poder atenuar y mitigar en el problema histórico de las cárceles concerniente al hacinamiento y sobrepoblación; sin embargo, a pesar de ser una facultad constitucional no ha sido empleado y explotado para bien por los gobiernos.

Al respecto, la Comisión Episcopal de la Acción Social (CEAS[2]), hace poco, pudo mostrar una tabla estadística con las cifras de internos que han egresado a través de esta facultad constitucional en los últimos 37 años. No obstante, como consecuencias de los llamados “narcoindultos”, su otorgamiento declinó y disminuyó considerablemente por el impacto político que ello representó, por lo que, los egresos presentados se dieron de la siguiente forma:

GOBIERNO PERÍODO GRACIAS PRESIDENCIALES CONCEDIDAS
Fernando Belaunde Terry Julio 1980 – Julio 1985 2 007
Alan García Pérez Julio 1985 – Julio 1990 3 636
Alberto Fujimori Fujimori Julio 1990 – Julio 1995 2 278
Julio 1995 – Julio 2000 3 683
Julio 2000 – Noviembre 2000 418
Valentín Paniagua Corazao Noviembre 2000 – Julio 2001 743
Alejandro Toledo Manrique Agosto 2001 – Julio 2006 863
Alan García Pérez Agosto 2006 – Julio 2011 5 500
Ollanta Humala Tasso Agosto 2011 – Julio 2016 155
Pedro Pablo Kuczynski Agosto 2016 – Julio 2017 96
Martin Vizcarra Cornejo 2018 32
2019 14
2020 4
Decretos Supremos
N° 004, 005 y 006-2020-JUS
367
TOTAL 19 796

En consecuencia, la aplicación de los Decretos Supremos N° 004, 005 y 006-2020-JUS que encarnan, hoy en día, la figura de las gracias presidenciales debe continuar aun así se acabe el Estado de emergencia, toda vez que aún no se ha amortiguado cuantitativamente el hacinamiento a nivel nacional y porque es una medida constitucional que de saberse usar debidamente va a ayudar; no obstante, es necesario enfatizar en que se tiene que procurar que:

  • En lo concerniente a los directores de las 8 oficinas regionales del Instituto Nacional Penitenciario:
  • Hagan el seguimiento y fiscalización correspondiente a los directores de los establecimientos penitenciarios que tienen a su cargo, a fin de que estos remitan las listas nominales y documentación pertinente, en un plazo fijo.
  • Seguidamente, exista un segundo plazo fijo en estricto—no mayor a 30 días hábiles— para que cada director regional remita las listas nominales donde figuren los internos (as) para los indultos y/o conmutaciones.
  • En lo concerniente a los directores de los 68 establecimientos penitenciarios a nivel nacional:
  • Remitan la documentación referente y pertinente, caso contrario, acarreen responsabilidad funcional.
  • Anexen los informes e historiales clínicos en caso de indultos humanitarios.
  • No se aferren a solo una modalidad de gracias presidenciales, en este caso, dada las cifras estadísticas, a las conmutaciones de penas.

Si bien, se observa mayor incidencia de las conmutaciones de penas, es debido a que esta modalidad implica evaluación objetiva de los documentos accesibles, entre ellos antecedentes, registros y penas cumplidas; mientras que, los indultos humanitarios requieren de evaluación de documentación clínica y entrevistas, los cuales requieren mayor cuidado y rigor al momento de valorarlos y como es sabido, para esto se necesita una cantidad considerable de personal que apoye y un sistema de salud apto para que faciliten los documentos e historiales clínicos; sin embargo, este escenario es inexistente en nuestra praxis penitenciaria, por lo que se infiere la complicación para poder aprovechar mejor los decretos aludidos.

  • En lo concerniente a la Comisión de Gracias Presidenciales:
  • La secretaria técnica de dicha comisión debe implementar y crear conexiones directas a fin de tener la información del registro y data que maneja el registro penitenciario, toda vez que no existe ello y, prácticamente, el Instituto Nacional Penitenciario está siendo la única fuente de requerimientos; incluso las demás solicitudes presentadas por terceros, según la Comisión Episcopal de Acción Social, están siendo remitidas a dicha institución para su verificación.
  • Ante ello, la secretaria de la comisión debe bregar por adecuados y rápidos conductos para agilizar estos trámites; por ejemplo, siguiendo una de las recomendaciones de CEAS, sería ideal y atinente que las solicitudes de los terceros sean ingresadas directamente a la secretaria técnica, a través de la mesa de partes virtual; y manejen la información del registro de condenas del Poder Judicial.

Al respecto, dado los problemas de nuestro sistema penitenciario, cambios constantes y bruscos en la Administración Penitenciaria, entre otros, han puesto en evidencia que la institución aludida no se da abasto para cumplir de manera individual dichos tramites que tienen un fin importante, lo cual se explica con las cifras en los cuadros esbozados.

En conclusión, la dación de la figura de las gracias presidenciales es una medida que, de continuar, mejorarse y trabajarse en conjunto entre Administración Penitenciarias, Oficinas Regionales, Secretaria Técnica de la comisión de gracias presidenciales y Poder Judicial, podrá dar cifras considerables en un mediano plazo, basada en su otorgamiento de una excarcelación a internos(as) que purgan condena por delitos de mínima lesividad y cumplan con los requisitos estipulados en los decretos.

Imagen obtenida de: https://gestion.pe/noticias/comision-de-gracias-presidenciales/


[1] Bachiller en Derecho por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Asistente de cátedra en la facultad de Derecho y Ciencia Política de la UNMSM. Miembro adherente en el Instituto de Ciencia Procesal Penal – INCIPP. Miembro principal del Taller de Estudios Penales de la UNMSM.

[2] Es un órgano de servicio de la Conferencia Episcopal Peruana, para la defensa y promoción de los derechos humanos desde el Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia. Asimismo, participa en la animación, asesoría, promoción y coordinación de la Pastoral Social a nivel Nacional. Además, promueve una pastoral de los Derechos Humanos que consolide la justicia, la democracia, el desarrollo y la paz en el Perú.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.