Breves apuntes sobre las adquisiciones a non domino en el ordenamiento Peruano

4565
0
Compartir

“B” decide prestarle su Ipad a “A” por 2 días. “A” lo lleva a la universidad, y “C” creyendo que “A” es propietario, le propone comprárselo, aceptando “A”, por lo que en aplicación del Art. 948 de nuestro Código Civil “C” es el nuevo propietario.

Al igual que dicho supuesto, los Arts. 194, 1135, 2014 y otros del Código Civil regulan diversos supuestos de adquisiciones a non domino.

A partir de ello, la idea del presente texto es –sucintamente- mostrar la configuración–especial- de los supuestos de adquisición a non domino, a fin de tratar de explicar cómo funciona la adquisición y en virtud de qué –y cómo- un no titular puede transferir “excepcionalmente” derechos.

Las transmisiones en nuestro ordenamiento se configuran a partir de 3 requisitos: La titularidad, la legitimación y el poder de disposición.

La titularidad es la pertenencia subjetiva del derecho de propiedad a los titulares del dominio,[1] la cual otorga exclusividad y es oponible erga omnes. Así pues, Cariota Ferrara señala en forma amplia que la titularidad es “appartenza exclusiva erga omnes del diritto.”[2]

La titularidad es distinta a la figura de la legitimación, entendiéndose esta como “(…) la competencia para alcanzar o soportar los efectos jurídicos de la reglamentación de intereses a que se ha aspirado, la cual resulta de una específica posición del sujeto respecto a los intereses que se trata de regular.”[3]

Es decir, existe la facultad que se otorga a determinados sujetos para que puedan afectar su esfera jurídica o la esfera jurídica ajena si realmente han sido facultados.[4]

La legitimación puede ser causal, legitimación formal y legitimación aparente.

Por legitimación causal entendemos que existe un título que contiene un negocio jurídico en la cual existe la causa eficiente que genera una situación jurídica legitimante. Dicho título es el fundamento de la legitimación.

Debemos señalar que el título es mucho más que pertenencia de derecho, porque tiene como fin una posición jurídica, y los derechos que pertenecen a los sujetos son apenas contenido parcial de la posición subjetiva, en términos de Torquato Castro: “a posiçao é objeto (…) do título, e não título em si.”[5] Así pues, dentro de las funciones prácticas que podemos asignar al objeto tenemos el singularizar la persona y singularizar el objeto[6] (Bestimmtheitsgrundsatz).

Luego tenemos la denominada legitimación formal, la cual no subordina la eficacia legitimadora a una causa jurídica, sino a lo que se expresa formalmente, por ejemplo, en el registro. Este tipo de legitimación lo encontraríamos por ejemplo en el sistema alemán.[7]

Así también tenemos la denominada legitimación aparente.[8] En ciertos casos existe un supuesto de hecho de un titular que no es el real, sino que por signos exteriores razonables es “aparente de derecho”, por lo que la norma -en ciertas circunstancias- le otorga, en substitución de la legitimación normal, la eficacia legitimadora.[9]

Finalmente, para la eficacia del negocio jurídico dispositivo es necesaria la existencia del poder de disposición[10] el cual entendemos como una manifestación de la autonomía privada que radica en una norma[11] autorizante Ermächtigunsnorm la cual es validez de los negocios jurídicos que se celebran.

Aplicando dichos conceptos al caso en concreto podemos decir: Siendo que “A” crea una situación de apariencia de titularidad, si bien no tiene esta última ni legitimación causal (dado que sigue siguiendo titular “B”) sí tiene legitimación aparente y poder de disposición a partir del Art. 948 del Código Civil. Por lo que “C” al momento de realizar la enajenación, gozando de buena fe, adquiere la titularidad de forma excepcional.

Esta es la lógica que se aplica a los demás artículos de nuestro Código: Los no titulares que gozan de legitimación aparente (ya sea por posesión, título o inscripción), les es atribuido normativamente el poder de disposición, que al ejercerlo, transfieren la titularidad a los terceros de buena fe.


[1]CASTRO, Torquato. Teoria da situação jurídica em direito privado nacional: estrutura, causa e título legitimário do sujeito. São Paulo: Saraiva, 1985, p.94,95.

[2]CARIOTA FERRARA, Luigi. I negozi sul patrimonio altrui. Padova: Cedam, 1936, p.112.

[3]CUENA CASAS, Matilde. Función del poder de disposición en los sistemas de transmisión onerosa de los derechos reales. Barcelona, José María Bosch editor, 1996, p.492.

[4]COUTO E SILVA, Clóvis Veríssimo do. A obrigação como proceso. Sao Paulo: José Bushatsky, 1976, p.65. FERRI, Luigi, La autonomía privada, Traducción y notas de derecho español de Luis Sancho Mendizábal. Madrid: Editorial Revista de Derecho Privado. (s.f.), p.101.

[5]CASTRO, Torquato. Teoria da situação jurídica em direito privado nacional: estrutura, causa e título legitimário do sujeito. São Paulo: Saraiva, 1985, p.95.

[6]PAES LANDIM FILHO, Francisco Antonio. A propriedade aparente ( A aquisição a non domino da propiedade imóvel com eficacia translativa no código civil). Tesis de doutorado. Vol. I, São Paulo, 1992, p. 73.

[7]VON TUHR, Andreas. Teoría General del derecho alemán. Vol II-2, trad. Por Tito Ravá, Buenos Aires, 1947, pp. 59-63. En el mismo sentido ENNECCERUS, Ludwig, KIPP, Theodor y WOLF, Martin. Tratado de derecho civil. Barcelona, Bosch, 1971, T I-I, Par. 60, pp. 52,53. 932 BGB.  Protección no es por el poder de disposición sino por la publicidad material.

[8]MESSINEO, Francesco. I titoli di credito, I, Padova, CEDAM, 1928, pp. 25 y ss

[9]CASTRO, Torquato. Teoria da situação jurídica em direito privado nacional: estrutura, causa e título legitimário do sujeito. São Paulo: Saraiva, 1985, p.179. También puede revisarse LADARIA CALDENTEY, Juan. Legitimación y apariencia jurídica, Barcelona: Ed. Bosch, 1952, p. 140-142.

[10]COUTO E SILVA, Clóvis Veríssimo do. A obrigação como proceso. Sao Paulo: José Bushatsky, 1976, p.61.

[11]MENGONI, Luigi. L’acquisto “a non domino”, Ibid., p.28.  Como norma jurídica fundamental ENNECCERUS, L. e NIPPERDEY, H. C.Allgemeiner Teil des bürgerlichen Rechts. 15. ed. Tübingen: J. C. B. Mohr, 1960, p.891-2, v.2; BAUR, F. Enneccerus-Nipperdey: Allgemeiner Teil des bürgerlichen Rechts. In: Juristenzeitung, 1961,p.335.


Gilberto Mendoza del Maestro. Profesor de la Facultad de Derecho y de la Maestría con Mención en Derecho Civil de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Miembro de la Asociación CADRI PERÚ.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here