Es cuestión de humanidad: un análisis del conflicto entre Israel y Palestina en relación con la población civil, a la luz del Derecho Internacional Humanitario

3011
0
Compartir

Desde el 08 de julio del año en curso, los medios de comunicación a nivel global han seguido e informado a detalle los principales acontecimientos de lo que representa una de las manifestaciones más sangrientas del conflicto entre Israel y Palestina.

Si bien el origen de este conflicto puede remontarse en términos históricos a la creación del Estado de Israel por parte de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas[1] (en adelante, ONU), la situación actual en medio oriente, además de formar parte de una lista importante de enfrentamientos armados entre ambas partes, es consecuencia del despliegue de una operación militar israelí denominada “Operación Margen Protector”.

Esta operación israelí respondió, entre otras cosas, al secuestro y asesinato de tres jóvenes israelíes por parte de los palestinos durante el mes de junio, así como al lanzamiento indiscriminado de cohetes desde la Franja de Gaza hacia Israel. Cabe resaltar que Israel ha responsabilizado al Movimiento de Resistencia Islámica Hamas de ambos hechos, de modo que, en principio, la operación iniciada tenía por objetivo debilitar a Hamas y al alcance de sus ataques:

A modo de resumen, los acontecimientos actuales relacionados con este conflicto pueden apreciarse en la siguiente línea de tiempo[2]:

lineadetiempo

Las consecuencias que se han derivado del enfrentamiento entre Israel y Palestina, han sido particularmente atroces, no sólo por su magnitud, sino también por su gravedad y, lo que es más importante, por haber tenido un nocivo y desproporcional impacto sobre la población civil que es ajena a este conflicto. Es importante resaltar que, aun cuando la ofensiva israelí ha ocasionado efectos mucho más perjudiciales sobre la población y los bienes palestinos en Gaza, los ataques a los que venimos haciendo referencia – y que representan, además, graves violaciones al Derecho Internacional – son atribuibles a ambas partes.

El presente artículo tiene por objetivo realizar un breve análisis de las principales violaciones al Derecho Internacional que se han materializado como consecuencia de este conflicto armado.

Derecho Internacional Humanitario y su aplicación a los conflictos armados

El Derecho Internacional Humanitario (en adelante, DIH) es aquel conjunto de principios y normas, de origen convencional o consuetudinario, cuya finalidad específica es solucionar los problemas de índole humanitaria directamente derivados de los conflictos armados y que, por razones humanitarias restringe la utilización de ciertos métodos o medios de combate.[3] En atención a ello, se trata de una rama del Derecho Internacional que se aplica en una situación de excepción, como lo es el desarrollo de un conflicto armado de carácter internacional o no internacional.

Dentro de los principios que inspiran al DIH, destacan para el caso en concreto los principios de distinción, proporcionalidad y necesidad militar. El primero de ellos significa que las partes en conflicto no pueden dirigir sus ataques a la población o bienes civiles, sino únicamente a objetivos militares, entendidos como aquellos objetivos que contribuyan a la capacidad o actividad militar del enemigo y cuya destrucción otorgue una ventaja militar concreta.[4]

Por su parte, los principios de proporcionalidad y necesidad militar se encuentran directamente relacionados al principio de distinción, pues, mientras que el de proporcionalidad prohíbe a las partes en conflicto el uso de armas y métodos que causen a las personas civiles y a sus bienes daños excesivos con respecto a la ventaja militar que se busca; el de necesidad militar obliga a las partes a buscar “el mal menor”; es decir, que en el transcurso de las operaciones militares solo tomen las medidas necesarias para obtener el objetivo propuesto.[5]

De otro lado, resalta a nivel normativo – para el caso que nos ocupa – la rama del DIH conocida como el Derecho de Ginebra, el cual comprende a aquellas normas de carácter convencional y consuetudinario que buscan proteger a las víctimas en el marco de un conflicto armado. Convencionalmente, el Derecho de Ginebra se ha visto plasmado a través de los cuatro Convenios de Ginebra de 1949 y sus dos Protocolos Adicionales de 1977. Cada uno de dichos convenios está dirigido a regular una materia en concreto, por lo que nos referiremos en particular al IV Convenio de Ginebra (en adelante, IV CG), relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempos de guerra.

El IV CG, aplicable al conflicto que existe entre Israel y Palestina, de conformidad con lo dispuesto por el segundo párrafo del artículo 2 de dicho documento, regula una serie de obligaciones de carácter no sinalagmático que deben ser observadas por las partes en conflicto en aras de “preservar” a la persona humana.

Como ha sido señalado en la parte inicial de este artículo, tanto Israel como Palestina – a través de Hamas y otros grupos armados – han vulnerado determinadas obligaciones recogidas en diversas normas consuetudinarias y en el IV CG, incurriendo con ello, en violaciones al DIH.

Hamas, por ejemplo, ha sido acusado por el Estado de Israel de lanzar en forma indiscriminada cohetes y morteros desde la Franja de Gaza hacia el territorio israelí. Según lo informado por Amnistía Internacional, hacia mediados de julio, dichos ataques acabaron con la vida de tres ciudadanos israelíes y causaron graves daños en hogares y otras propiedades de la población civil.[6]

Estos sucesos contravienen lo dispuesto por las normas consuetudinarias No. 11, 12 y 17, las que proscriben los ataques indiscriminados, entendiendo por éstos a aquellos ataques en los que se emplean métodos o medios de combate que no pueden dirigirse contra un objetivo militar concreto o cuyos efectos no pueden limitarse, poniendo en riesgo a la población y bienes civiles. En efecto, tal como relatan determinados medios de comunicación, los cohetes lanzados por Hamas hacia Israel son básicos y poco sofisticados, provienen de tecnologías soviéticas y están diseñados para disparar en cortinas de humo, antes que de manera individual lo que pone en riesgo a diversas ciudades al sur de Israel.[7]

La respuesta ofensiva de Israel a los ataques desde la Franja de Gaza, como parte de la ejecución de su operación “Margen Protector” ha sido a mucha mayor escala, ocasionando efectos nefastos para toda la población gazatíe e incurriendo en graves violaciones al DIH.

Los ataques iniciados por Israel en un territorio tan vulnerable como el de Gaza, han representado la destrucción de hogares, servicios de electricidad, agua y desagüe, servicios de salud y de educación, así como de diversas infraestructuras, incluidas escuelas de titularidad de la ONU. Lo que resulta más grave aún, es que dichos ataques han acabado con la vida de más 2,030 palestinos, dentro de los cuales el 71% eran civiles, incluidos 475 menores[8]; y que, además, han dado lugar a que 292,959 palestinos se vean en la necesidad de buscar refugio en las escuelas de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA).[9]

Las obligaciones que ha violado Israel a las que venimos haciendo referencia, pueden apreciarse en el siguiente cuadro:

Obligación vulnerada

Sustento normativo

Homicidio intencional de población civil • Artículo 146 del IV Convenio de Ginebra • Normas Consuetudinarias No. 1, 14 y 18 • Principio de distinción
Homicidio de niños, mujeres y ancianos • Artículo 146 del IV Convenio de Ginebra • Normas Consuetudinarias No. 134, 135 y 138 • Principio de distinción
Destrucción de bienes civiles, incluidos hospitales, escuelas y plantas eléctricas • Artículos 18, 50, 53, 56 y 146 del IV Convenio deGinebra • Normas Consuetudinarias No. 7, 8, 18 y 35 • Principio de distinción
Destrucción de bienes indispensables para la subsistencia de la población civil • Norma Consuetudinaria No. 54 • Principio de Distinción

Las consecuencias en el plano del Derecho Internacional frente a las violaciones identificadas son de dos tipos, según el sujeto de Derecho Internacional al que se le atribuya la responsabilidad por tales vulneraciones al DIH. En primer lugar, de conformidad con lo establecido en los artículos 1 y 2 del Proyecto de Artículos sobre Responsabilidad Internacional del Estado por hechos internacionalmente ilícitos, el Estado de Israel es responsable a nivel internacional por haber vulnerado – y continuar haciéndolo -las obligaciones al DIH que hemos resumido en el cuadro precedente.

Ello genera para Israel, el deber de cumplir con las siguientes obligaciones:

  1. Dar observancia inmediata, en relación con Gaza, a las obligaciones reguladas por el DIH.
  2. Ofrecer garantías de cesación y no repetición de las violaciones en las que ha incurrido.
  3. Reparar íntegramente el perjuicio material y moral ocasionado en contra de la población gazatíe, con sus ataques

De igual modo, de acuerdo con lo regulado por el artículo 8 del Estatuto de Roma que crea la Corte Penal Internacional, la situación descrita involucra la responsabilidad penal internacional de aquellos individuos, tanto del Estado de Israel, como de Hamas y otros movimientos palestinos, que hayan cometido crímenes de guerra, entendidos como las graves violaciones a los Convenios de Ginebra y a las leyes y usos aplicables a los conflictos armados.

Algunas reflexiones finales

Este artículo, antes de calificar como un ejercicio jurídico, busca representar un llamado a la conciencia sobre la situación que desde hace casi ya 2 meses, se ha desatado en el medio oriente. Las víctimas, lejos de representar una cifra que se viene incrementando de manera exponencial, son vidas humanas que se han perdido o perjudicado de alguna manera, como resultado de un conflicto que lamentablemente, al día de hoy, no nos permite albergar la esperanza de una solución en el corto plazo.

Si bien desde el Derecho Internacional se han realizado diversos esfuerzos por regular al menos las garantías mínimas que deben observar las partes en un conflicto, en aras de preservar al ser humano, es claro que el respeto a dichas garantías no debe funcionar como una respuesta al miedo de recibir una sanción. El respecto a dichas garantías es, en realidad, una cuestión de humanidad.


[1] NU. Resolution No. 181 “Future Government of Palestine”. 29 de noviembre de 1947. Disponible en: <http://www.un.org/documents/ga/res/2/ares2.htm>

[2] Le Parisien. “Gaza–Israël: L’ONU appelle à la reprise des négociations“. Disponible en: <http://www.leparisien.fr/international/videos-gaza-israel-et-le-hamas-ont-repris-les-hostilites-8-morts-palestiniens-20-08-2014-4074611.php>

[3] PICTET, Jean “El Derecho Internacional Humanitario: Definición”. Citado en: SALMÓN, Elizabeth. “Introducción al Derecho Internacional Humanitario”. Pontificia Universidad Católica del Perú, Instituto de Democracia y Derechos Humanos: Comité Internacional de la Cruz Roja. Perú, 2012. Pg. 23.

[4] Comisión Interamericana de Derechos Humanos. “Violencia y la Violación del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario”. 1999. Capítulo IV. Párr. 69.; Protocolo Adicional I a los Convenios de Ginebra. Artículo 52, inciso 2. 1977.

[5] SALMÓN, Elizabeth. Op. Cit. Pg. 56.

[6] Amnesty International. “Israel and Gaza conflicto: Questions and Answers”. Disponible en: <http://www.amnesty.org/en/news/israelgaza-conflict-questions-and-answers-2014-07-25>

[7] BBC “¿Qué armas se están usando en el conflicto Israel/Gaza?” Disponible en: < http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/07/140710_poderio_armamento_israel_palestinos_gaza_bd.shtml>

[8] ONU. “Gaza: casi 280,000 palestinos refugiados en escuelas de la UNRWA” Disponible en: < http://www.un.org/spanish/News/story.asp?NewsID=30269&Kw1=GAZA#.U_p7UvmwZgk>

[9] UNRWA. “Gaza situation report No. 47” Disponible en: < http://www.unrwa.org/newsroom/emergency-reports/gaza-situation-report-47>

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here