La minería en tiempos de COVID-19: el desarrollo de actividades mineras en el marco del Estado de Emergencia

El brote del COVID-19 llegó a nuestro país sin previo aviso trayendo consigo una serie de cambios a nuestra vida diaria y consecuencias sumamente graves, no solo ligadas a la salud, sino también a la economía del país, afectando seriamente a diversos sectores productivos y la industria minera no ha sido la excepción. En el siguiente artículo, Melissa Moran Farro, egresada de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas y abogada en el área de Minería, Petróleo, Gas y Desarrollo Sostenible del Estudio Muñiz, aborda los principales aspectos relacionados al desarrollo de las actividades mineras en el marco del estado de emergencia y el desarrollo de actividades conexas.

4415
0
Compartir

El brote del COVID-19 llegó a nuestro país sin previo aviso trayendo consigo una serie de cambios a nuestra vida diaria y consecuencias sumamente graves, no solo ligadas a la salud de la Nación, sino también a la economía del país. Las medidas adoptadas por el Gobierno buscan evitar que nuestro sistema de salud, con limitaciones desde hace ya muchos años, colapse. Sin embargo, la implementación de dichas medidas viene afectando seriamente a diversos sectores productivos y la industria minera no ha sido la excepción.

La noche del 15 de marzo de 2020, el presidente Martín Vizcarra anunció la aprobación del Decreto Supremo Nº 044-2020-PCM, a través del cual se declaró el Estado de Emergencia Nacional por el plazo de 15 días calendario y se dispuso el aislamiento social obligatorio, debido a las graves circunstancias que afectan la vida de la Nación, a consecuencia del brote de COVID-19[1].

Dicho cuerpo normativo dispuso, entre otras cosas, la limitación al ejercicio del derecho a la libertad de tránsito de las personas, señalando que las mismas únicamente pueden circular por las vías de uso público para la adquisición, producción y abastecimiento de alimentos, productos farmacéuticos, asistencia a centros, servicios y establecimientos de salud, entre otros supuestos especificados en el numeral 4.1[2] del artículo 4 de la norma.

Sin embargo, dicho artículo contempló la posibilidad de incluir a ciertos sectores productivos dentro de los supuestos de excepción a los efectos del Decreto Supremo N° 044-2020-PCM. Específicamente el literal l) del numeral 4.1 del artículo 4 de la mencionada norma, estableció que “por excepción, en los casos de sectores productivos e industriales, el Ministerio de Economía y Finanzas, en coordinación con el sector competente, podrá incluir actividades adicionales estrictamente indispensables a las señaladas en los numerales precedentes, que no afecten el estado de emergencia nacional”.

En este contexto, con fecha 17 de marzo de 2020, el Ministerio de Energía y Minas (en adelante, el “MINEM”) emitió un comunicado[3] a través del cual informó que el Ministerio de Economía y Finanzas, mediante Oficio Nº 059-2020-EF/10.01, había otorgado conformidad a la propuesta presentada por dicho ministerio, incluyendo de esta forma en la relación de actividades exceptuadas previstas en el literal l) del numeral 4.1 del artículo 4 del Decreto Supremo Nº 044-2020-PCM al sub sector minero, a fin de garantizar el sostenimiento de operaciones críticas con personal mínimo indispensable ,y en condiciones de seguridad, salud y ambiente. En dicho comunicado se señaló, además, que el desarrollo de la actividad minera, así como sus actividades conexas, incluye el desarrollo de las siguientes operaciones: explotación, beneficio, cierre de minas, construcción de proyectos mineros declarados de interés nacional, transporte de minerales por medios no convencionales; así como transporte y almacenamiento de concentrados y productos minerales transformados.

Si bien el comunicado del MINEM aclaró las interrogantes sobre el desarrollo de actividades del sector minero, generó también nuevos cuestionamientos siendo uno de los principales el referido a qué debe entenderse por “sostenimiento de operaciones críticas”[4]. Dicha incógnita ha generado que cada titular minero interprete de forma distinta la acepción que tiene dicho enunciado, ocasionando más de un contratiempo en el desarrollo de las actividades del sector.

Ciertamente, entre las actividades que han venido desarrollándose en la práctica en el entendido de que son operaciones críticas pueden destacarse las siguientes: i) tratamiento de aguas residuales, ii) ventilación de minas subterráneas, iii) control de estabilidad física y química de algunos componentes de la unidad minera, iv) servicio de vigilancia de componentes peligrosos como polvorines, almacenes de insumos químicos peligrosos, reactivos, laboratorios, entre otras. Cabe recalcar que la presente es una lista meramente enunciativa, y no contempla la totalidad de operaciones que pueden considerarse como “críticas” en el marco de lo señalado por el MINEM.

Otra de las interrogantes que han surgido con ocasión del comunicado del MINEM es el relacionado al desarrollo de actividades conexas al sostenimiento de operaciones críticas. Dado que, si bien es cierto que el desarrollo de actividades mineras fue autorizado mediante Oficio Nº 059-2020-EF/10.01 emitido por el Ministerio de Economía y Finanzas, existen una serie de agentes en el mercado cuya participación es clave, a fin de garantizar el sostenimiento de operaciones críticas de dicho sector y cuyas operaciones no fueron autorizadas expresamente en su debida oportunidad.

Ello ha generado una serie de problemas a los operadores de diversas industrias, proveedores del sector minero, quienes se han visto involucrados en contingencias, incluso de índole penal, dado que, a ojos del Ministerio Público, el desarrollo de dichas actividades no se encontraría contemplado en cuerpo normativo alguno, lo cual podría configurar incluso la comisión de un delito, al desacatar lo dispuesto mediante el Decreto Supremo Nº 044-2020-PCM.

Posteriormente, mediante Decreto Supremo Nº 058-2020-PCM, de fecha 2 de abril de 2020, se modificó el literal l) del numeral 4.1 del artículo 4 del Decreto Supremo Nº 044-2020-PCM[5], señalándose que, por excepción, en los casos de los sectores productivos e industriales, mediante Resolución Ministerial del sector competente, se puede incluir actividades adicionales estrictamente indispensables, sin afectar el estado de emergencia nacional.

En el marco de esta modificación normativa, el Ministerio de la Producción, mediante Resolución Ministerial Nº 125-2020-PRODUCE[6], incluyó dentro de las excepciones a los efectos del Decreto Supremo Nº 044-2020-PCM, a las actividades relacionadas a la producción de insumos necesarios para las actividades del sector minero y otras actividades conexas, con la finalidad de garantizar el sostenimiento de operaciones críticas.

A su vez, el MINEM emitió un nuevo comunicado con fecha 9 de abril de 2020[7], a través del cual señaló, entre otros puntos, lo siguiente;

  1. El transporte de carga y mercancía, así como el sostenimiento de actividades críticas en las unidades mineras son actividades permitidas a nivel nacional;
  2. El sostenimiento de operaciones críticas en las unidades mineras es de vital importancia para proteger el ambiente y la seguridad de las personas, para lo cual se requiere contar con insumos indispensables como la cal. Dado que, de lo contrario, se pone en riesgo al medio ambiente y la salud de las comunidades aledañas a las operaciones.
  3. El Ministerio de la Producción habilitó la producción de los insumos requeridos para el sostenimiento de operaciones críticas en el sector minero, a través de la Resolución Ministerial Nº 125-2020-PRODUCE.

Si bien es cierto el panorama va quedando un poco más claro, en relación a la necesidad de garantizar el sostenimiento de operaciones críticas del sector minero y el desarrollo de actividades de sectores industriales clave para asegurar dicho fin, aún existen algunos aspectos que el Estado debe precisar, con la finalidad de brindar seguridad jurídica a todos los titulares de actividades mineras a nivel nacional y a sus proveedores, respecto al desarrollo de actividades en el marco del estado de emergencia.

No menos importante es reflexionar acerca de si el Ministerio de Energía y Minas emitirá alguna resolución ministerial en el marco de las nuevas disposiciones del Decreto Supremo Nº 058-2020-PCM; ello a fin de que sea a través de una norma jurídica y no de comunicados que se regule la actuación de los titulares de actividades mineras durante este período de aislamiento social obligatorio.

El contexto que vivimos actualmente en el Perú y el mundo es aun sumamente incierto. Por ello, la regulación que se emita, en el marco del estado de emergencia, es clave para coadyuvar, en un futuro, al resurgimiento de las distintas industrias a nivel nacional. En ese sentido, el Estado, a pesar de la situación sumamente difícil que atravesamos, deberá procurar que dicha regulación brinde seguridad jurídica y tranquilidad a los principales actores en el sector minero.


Imagen obtenida de https://bit.ly/2wAZSBk

[1] El plazo del Estado de Emergencia fue prorrogado mediante Decreto Supremo Nº 051-2020-PCM, por 13 días calendario adicionales, a partir del 31 de marzo de 2020. A su vez, dicho plazo fue prorrogado nuevamente mediante Decreto Supremo N° 064-2020-PCM por el término de 14 días calendario, desde el 13 de abril de 2020, hasta el 26 de abril de 2020.

[2] Artículo 4.- Limitación al ejercicio del derecho a la libertad de tránsito de las personas

4.1 Durante la vigencia del Estado de Emergencia Nacional y la cuarentena, las personas únicamente pueden circular por las vías de uso público para la prestación y acceso a los siguientes servicios y bienes esenciales:

a) Adquisición, producción y abastecimiento de alimentos, lo que incluye su almacenamiento y distribución para la venta al público.

b) Adquisición, producción y abastecimiento de productos farmacéuticos y de primera necesidad.

c) Asistencia a centros, servicios y establecimientos de salud, así como centros de diagnóstico, en casos de emergencias y urgencias.

d) Prestación laboral, profesional o empresarial para garantizar los servicios enumerados en el artículo 2.

e) Retorno al lugar de residencia habitual.

f) Asistencia y cuidado a personas adultas mayores, niñas, niños, adolescentes, dependientes, personas con discapacidad o personas en situación de vulnerabilidad.

g) Entidades financieras, seguros y pensiones, así como los servicios complementarios y conexos que garanticen su adecuado funcionamiento.

h) Producción, almacenamiento, transporte, distribución y venta de combustible.

i) Hoteles y centros de alojamiento, solo con la finalidad de cumplir con la cuarentena dispuesta.

j) Medios de comunicación y centrales de atención telefónica (call center).

k) Los/as trabajadores/as del sector público que excepcionalmente presten servicios necesarios para la atención de acciones relacionadas con la emergencia sanitaria producida por el COVID-19 podrán desplazarse a sus centros de trabajo en forma restringida.

l) Por excepción, en los casos de sectores productivos e industriales, el Ministerio de Economía y Finanzas, en coordinación con el sector competente, podrá incluir actividades adicionales estrictamente indispensables a las señaladas en los numerales precedentes, que no afecten el estado de emergencia nacional.

m) Cualquier otra actividad de naturaleza análoga a las enumeradas en los literales precedentes o que deban realizarse por caso fortuito o fuerza mayor.

[3] https://www.gob.pe/institucion/minem/noticias/109346-comunicado

[4] A la fecha de publicación de este artículo, no existe una definición normativa de operaciones críticas en el sector minero.

[5] Artículo 1.- Modificación del artículo 4 del Decreto Supremo Nº 044-2020-PCM, precisado por Decreto Supremo Nº 046-2020-PCM

Modifícase el literal l) del numeral 4.1 del artículo 4 del Decreto Supremo Nº 044-2020-PCM, precisado por Decreto Supremo Nº 046-2020-PCM, el mismo que queda redactado de la siguiente manera:

“l) Por excepción, en los casos de sectores productivos e industriales, mediante Resolución Ministerial del Sector competente, se puede incluir actividades adicionales estrictamente indispensables a las señaladas en los numerales precedentes, que no afecten el estado de emergencia nacional y conforme con las medidas sanitarias requeridas para evitar la propagación y contagio del COVID-19”.

[6] Artículo 3.- Incluir, por excepción, en el marco de lo dispuesto en el literal l) del numeral 4.1. del artículo 4 del Decreto Supremo N° 044-2020-PCM, precisado por el artículo 1 del Decreto Supremo N° 058-2020-PCM, como actividades estrictamente indispensables a las consideradas esenciales que no afectan el Estado de Emergencia Nacional, a las actividades relacionadas a la producción de insumos necesarios para las actividades del sub sector minero y otras actividades conexas, a fin de garantizar el sostenimiento de operaciones críticas con el personal mínimo indispensable, en condiciones de seguridad, salud y ambiente durante el Estado de Emergencia Nacional.

[7] https://www.gob.pe/institucion/minem/noticias/112125-importancia-del-transporte-de-insumos-para-las-actividades-criticas-de-la-mineria-durante-el-estado-de-emergencia

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here