Las ganancias de capital derivadas de la enajenación de valores mobiliarios en el CDI Perú-Suiza

1837
0
Compartir

El Convenio para evitar la Doble Imposición suscrito entre Perú y Suiza (CDI Perú-Suiza), aplicable a partir del 1 de enero de 2015, establece una tributación compartida entre el Estado de la residencia y el Estado de la fuente para las ganancias de capital derivadas de la enajenación de valores mobiliarios.

Así, el Artículo 13.4 del referido CDI mantiene la regla del 50% del valor procedente de propiedad inmueble, presente en otros CDIs suscritos por el Perú. Según dicha regla, las ganancias obtenidas por un residente de un Estado Contratante en la enajenación de acciones en las que más del 50% de su valor procede, directa o indirectamente, de propiedad inmueble situada en el otro Estado Contratante, podrán gravarse en ese otro Estado (fuente). Esto permite que el Perú pueda aplicar sus reglas de enajenación indirecta de acciones, siempre que más del 50% del valor de las acciones proceda de propiedad inmueble situada en el Perú.

Cuando no se cumple con dicho requisito, el Artículo 13.5 del CDI Perú-Suiza señala que las ganancias de un residente de Suiza derivadas la enajenación directa o indirecta de acciones de una sociedad residente del Perú, pueden someterse a imposición en el Perú. Sin embargo, el impuesto exigido no podrá exceder los siguientes límites:

  • 5% del monto neto de las ganancias derivadas de transacciones en la Bolsa de Valores del Perú en relación con valores inscritos en el Registro Público del Mercado de Valores.
  • 8% del monto neto de las ganancias derivadas de transacciones realizadas en el Perú.
  • 15% del monto neto de esas ganancias en los demás casos.

Ahora bien, ¿qué debemos entender por “transacciones realizadas en el Perú? ¿En qué casos se debe aplicar la tasa límite del 8%?

El CDI Perú-Suiza permite gravar a Perú según sus reglas, pero sin superar los límites cuantitativos de 2.5% (en el caso de valores inscritos en Bolsa y transados en mecanismos centralizados de negociación), 8% (en el caso de “transacciones realizadas en el Perú”) y 15% (en los demás casos).

El problema surge cuando acudimos a la norma peruana. Según el Artículo  30-B del Reglamento de la Ley del Impuesto a la Renta, para que una transacción se considere realizada en el Perú deben cumplirse dos requisitos en forma concurrente: (i) los valores deben estar inscritos en Bolsa, y (ii) los valores deben ser negociados en rueda de Bolsa. Sin embargo, cuando concurren estos requisitos, el CDI Perú-Suiza ha establecido que el gravamen en Perú no puede superar la tasa límite de 2.5%. Entonces, sigue en pie la pregunta: ¿cuáles son los casos de “transacciones realizadas en el Perú”, a los que se les aplica el límite del 8%?

Una primera aproximación la encontramos en el Informe 459-2012-EF/61.01, del 14 de setiembre de 2012, emitido por la Dirección General de Política de Ingresos Públicos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para sustentar la suscripción del CDI Perú-Suiza ante el Congreso de la República, antes de su entrada en vigencia. Recordemos que el texto del CDI Perú-Suiza, al igual que los otros CDI suscritos por el Perú, fue negociado por el equipo técnico correspondiente del MEF. En dicho Informe, el MEF sostiene que la tasa límite de 2.5% se aplica si la ganancia de capital es obtenida en la Bolsa de Valores de Perú en relación con valores inscritos en el Registro Público del Mercado de Valores. Si la transacción ocurre en el Perú, pero fuera de Bolsa, la tasa límite será de 8%. En los demás casos, la tasa límite es 15%.

Para el MEF, una transacción es realizada en el Perú cuando los valores están inscritos en Bolsa pero son transados o negociados fuera de Bolsa. En dichos casos, se aplicaría la tasa del 8%. Aparentemente, tal es la interpretación oficial del equipo técnico que negoció y suscribió el texto del CDI Perú-Suiza. Sin embargo, esto no es lo que establece la norma peruana al respecto. Si estamos frente a un supuesto de valores inscritos en Bolsa pero negociados fuera de Bolsa, se considera expresamente que la operación ha sido realizada fuera del país. Por lo tanto, no podemos aplicar la tasa del 8%.

Los CDI se limitan a atribuir potestad tributaria respondiendo a la pregunta a quién le corresponde gravar. Una vez definido el Estado que tiene potestad tributaria, debemos ir a la legislación doméstica de dicho Estado para responder a la pregunta cómo se grava. En el presente caso, cuando acudimos a la norma peruana, vemos que una transacción de valores se considera realizada en el Perú cuando dichos valores están listados en Bolsa y han sido negociados en Bolsa. Y según el propio CDI Perú-Suiza, en estos casos la tasa límite es 2.5%.

Bajo dicho orden de ideas, consideramos que tal como está redactada la norma peruana, la tasa límite del 8% para las “transacciones realizadas en el Perú” resulta inaplicable. Por lo tanto, las tasas límites para las ganancias de capital en el CDI Perú-Suiza serían únicamente dos: 2.5% (valores listados y transados en Bolsa) y 15% (los demás casos). Salvo modificación expresa de nuestra legislación doméstica.


FUENTE DE IMAGEN: sicasaernakulam.in

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here