Importancia de la Acumulación de origen en el comercio internacional

3211
0
Compartir

El origen de las mercancías, en el marco del comercio internacional de Perú, ha tomado importancia en tanto la cantidad de acuerdos comerciales ha ido en incremento. En los últimos 15 años, el Perú ha suscrito más tratados de libre comercio o acuerdos de preferencias comerciales que en los 50 años precedentes. La apertura a otorgar desgravaciones arancelarias (de hasta el 100%) a nuestros socios comerciales, contribuye al incremento del comercio internacional.

De esta manera, el comercio internacional de bienes entre países suscriptores de un tratado o acuerdo comercial puede verse beneficiado con las rebajas arancelarias en la importación, siempre que cumpla con los requisitos, de manera concurrente, el primero de ellos, que las mercancías califiquen como “originarias” del país de exportación, de acuerdo a las normas de origen pactadas. Ahora bien, no debe olvidarse que los otros dos requisitos son igual de importantes: i) negociación, referido a la subpartida nacional que corresponden a dichas mercancías, cabe anotar que en la medida que la mayoría de acuerdos suscritos otorgan la desgravación arancelaria total o parcial a un gran volumen de subpartidas arancelarias, sobre la base de un cronograma de desgravación o incluso desgravación total desde el primer día de vigencia del acuerdo; y, ii) el requisito conocido en la doctrina como expedición directa, dado que los bienes deben ser embarcados desde el país de origen (país exportador) con destino al país de importación, esto es Perú, como otorgante de la rebaja arancelaria. Como se puede apreciar, aun cuando las mercancías sean embarcadas directamente desde el país beneficiario de las desgravaciones arancelarias negociadas, si el producto no cumple con ser “originario”, finalmente en la importación no podrá otorgársele la reducción de la tasa arancelaria.

Respecto de la acreditación del origen de las mercancías, a nivel documentario se debe cumplir con la presentación del Certificado de Origen respectivo, y dependiendo del acuerdo comercial dicho documento podrá ser expedido por alguna autoridad o a través de la autocertificación (por el importador, exportador o productor). Sin embargo, la presentación de este documento no impide que posteriormente se realice una verificación de origen, a fin de validar el cumplimiento de los requisitos de origen y de las proporciones necesarias de presencia de materiales originarios. Es por ello que para determinar si una mercancía es originaria es preciso realizar un análisis detallado de todos los insumos, materias primas, productos intermedios, accesorios, etc. con las cuales se elaboró. Esta tarea puede resultar compleja pero el preciado objetivo, cumplir con que sea “originaria”, bien lo vale.

Parte del proceso de evaluación que se realiza a los insumos, materias primas, etc. implica tener en cuenta el porcentaje de presencia y a su vez el origen de dichos materiales. De esta manera, cuando nos encontramos frente a los tratados o acuerdos bilaterales, es decir aquellos que Perú ha suscrito con otro país contratante, esto es solo con un socio comercial, los materiales pueden considerarse igualmente originarios si cumplen con la acumulación de origen bilateral. Este tipo de acumulación implica que los materiales deben ser preponderantemente originarios de los países suscriptores del tratado. Para ello, cada acuerdo establece los porcentajes mínimos o los límites máximos de permisibilidad de materiales no originarios.

De la misma manera, en el caso de acuerdos plurilaterales, se trata de la acumulación diagonal, en la cual las condiciones de origen por lo general permiten la participación de materiales originarios de varios de los países suscriptores, para que finalmente la mercancía obtenida, como resultado del proceso que le agrega valor, califique como “originaria” para los fines del acuerdo. Por lo tanto, las posibilidades de que una mercancía acceda a las preferencias arancelarias se multiplican, extendiéndose a los materiales provenientes de los demás países suscriptores del tratado o acuerdo comercial.

Adicionalmente, debe tenerse en cuenta que en cualquiera de los tipos de acumulación, los Estados suscriptores de las preferencias arancelarias se encuentran facultados a realizar verificaciones posteriores necesarias para la validación de la condición de “originario”. Para lograr dicho propósito se establecen internamente los procedimientos que la entidad competente deba seguir, a fin de validar el origen de las mercancías, declarado con ocasión de la importación para el consumo. A su vez, se establecen las penalidades que aplicarán en caso se advierta que la mercancía no cumple con ser originaria en mérito al tratado o acuerdo comercial al cual accedió en la importación.

Sin duda se advierte que es muy importante que las mercancías cumplan con los requisitos para ser consideradas como “originarias” en el marco de determinado tratado o acuerdo. Para ello, además es necesario tener presente que cada tratado o acuerdo comercial tiene sus propias reglas o requisitos de origen, razón por la cual el resultado del análisis en el marco de determinado tratado, no puede hacerse extensivo a otro acuerdo. Ello, debido a que el análisis debe realizarse de manera independiente, respecto de cada tratado o acuerdo comercial.

En consecuencia, ya sea que se trate de la acumulación de origen bilateral o la diagonal, esta resulta importante para el incremento del comercio internacional, a nivel macro; y, además es importante a nivel micro, para despertar el interés de potenciales compradores, a quienes resulte atractivo comprar el producto (cuyo costo de importación es menor al de sus competidores no originarios), debido a que se beneficiará con reducciones de la tasa arancelaria. De la misma manera, e igualmente importante, es la verificación previa del cumplimiento de los requisitos para evitar observaciones con ocasión de las verificaciones posteriores, potestad de cada Estado suscriptor del tratado o acuerdo.

acumulacion
                        Figura 1: Porcentaje de presencia de los insumos utilizados en la fabricación (hacer click en la imagen                                                                                                    para ver el detalle)

Caso 1: Los países A y B han suscrito un acuerdo comercial que otorga preferencias arancelarias a las mercancías que cumplan con ser originarias. La condición de originario es: por lo menos el 50% de los materiales utilizados deben ser originarios de A y/o B. Según las proporciones graficadas, a pesar de permitirse la acumulación bilateral (A + B), la mercancía no cumple con ser “originaria” de B para gozar de las rebajas arancelarias pactadas entre ambos países, debido a que la sumatoria de los insumos X (locales del país B) y los insumos Y (del país A) es de 45%.

Caso 2: Los países A, B y C han suscrito un tratado que otorga desgravación arancelaria a las mercancías que cumpla con ser originarias. La condición acordada es que por lo menos el 50% de los materiales utilizados en la producción deben ser originarios de A, B y/o C. Por lo tanto, la mercancía exportada en este si cumple con calificar como “originaria”, considerando que la sumatoria de los insumos W (del país C), insumos X (locales del país B) y los insumos Y (del país A) es de 65%.

De esta manera, la mercancía exportada en el marco del tratado suscrito entre los países A, B y C se beneficiará de las reducciones arancelarias, que pueden llegar a ser del 100%, siempre que cumpla con ser expedida directamente del país B. Con ello se puede advertir de manera práctica lo relevancia en el comercio internacional del concepto de acumulación de origen. Importancia que se manifiesta en el ámbito aduanero y comercial.


FUENTE DE IMAGEN: alroexport.com

Compartir
Artículo anteriorEduardo Buendía sobre la cuantificación de los daños no patrimoniales
Artículo siguienteAfectación del valor en aduana a causa de la vinculación entre el importador y su proveedor extranjero
Abogada por la Universidad Católica de Santa María. Agente de Aduana por la Escuela Nacional de Aduanas. Magíster en Administración Estratégica de Empresas por CENTRUM Católica. Diploma de Especialización en Gestión Pública por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ex funcionaria de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria. Ex asesora del Ministerio de Economía y Finanzas. Docente invitada del Curso de formación de Agentes de Aduana. Expositora y panelista en diversos eventos sobre temas aduaneros. Actualmente se desempeña como Gerente de Global Trade and Indirect Tax Services en EY Perú y es Docente de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas - UPC.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here