Los planes de la SUNAT para el 2014

3428
0
Compartir

La Superintendente de Administración Tributaria se presentó en septiembre del año 2013 a la Comisión de Presupuesto y Cuenta General de la República para explicar a nuestros legisladores los planes, proyecciones y acciones de la SUNAT en lo que respecta al ejercicio del año 2014. A nosotros nos parece oportuno hacer eco de ciertas informaciones transmitidas por la Doctora Quispe, pues permiten prever de manera razonable el futuro actuar de la Administración.

En las economías desarrolladas, las administraciones suelen anticipar públicamente sus acciones y planes de fiscalización, pues la finalidad de estos programas no es sorprender a los contribuyentes en falta, sino inducirlos al cumplimiento voluntario de sus obligaciones.

Dicho esto, nuestra Superintendente ha informado lo siguiente:

Los ingresos a cargo de la SUNAT financian el 83% del presupuesto nacional. Además la SUNAT ha asumido progresivamente la obligación de cuidar la recaudación de Essalud, ONP, Regalías Mineras, Gravamen Especial de Minería e Impuesto a los Casinos y Máquinas Tragamonedas.

Como la recaudación no se encuentra disociada del entorno económico, este año las expectativas de recaudación no podrán cumplirse, lo que guarda relación con la caída de nuestras exportaciones, la disminución del precio de nuestros minerales, y el menor crecimiento del Producto Bruto Interno. Desde el 2011 la minería viene perdiendo participación en la presión fiscal, lo que se advierte cuando se analiza el comportamiento de la recaudación entre los principales contribuyentes, que en conjunto cae en 4.1%, pero aumenta en 8.3% al eliminarse el componente minero.

Así las cosas, ¿cuáles son las proyecciones, estrategias y acciones de la SUNAT este año 2014?

El primer objetivo es incrementar la recaudación en poco más del 5%, incremento que podría ser mayor si el Estado optase por eliminar el amplio espectro de exoneraciones y beneficios tributarios, que según estimaciones de la propia Administración le cuestan a todos los peruanos más del 2% del Producto Bruto Interno.

La SUNAT reconoce la existencia de una excesiva concentración de la recaudación en un círculo estrecho de contribuyentes, razón por la cual su principal estrategia consiste en ampliar la base de los contribuyentes, la que confía conseguir a través de un conjunto de acciones de facilitación y control; tales como, aumento de los servicios, implementación de nuevos centros de servicio, operativos de fiscalización y acciones de cobranza inductiva y coactiva. Por tanto, los operativos de fiscalización aumentarían en 8%, esto es, de 832 000 operativos a 910 000, y las acciones de cobranza en 10%; esto es, de 590 000 cobranzas a 650 000.

Los grandes contribuyentes serán fiscalizados en cuanto a sus transacciones a nivel de grupo, y sus recientes procesos de reorganización; los sectores en los que la SUNAT incidirá su actuación serán construcción y minería; y en términos de programas masivos, la SUNAT se preocupará por auditar las declaraciones de ingresos, gastos y créditos fiscales, empezando a usar con mayor agresividad la información que deriva del Impuesto a las Transacciones Financieras, y la base de datos de la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos.

La Superintendente ha dicho además lo siguiente:

1. Dará control o seguimiento al 55% del directorio de los principales contribuyentes.

2. Las cuentas de activo fijo e inventario serán objeto de especial revisión.

3. Fiscalizará al 29% de los principales contribuyentes y al 30% de los medianos, a través de aproximadamente 42,000 acciones de fiscalización.

4. Los programas de fiscalización empezarán a incluir los temas de precios de transferencia.

5. Investigará ciertas modalidades de defraudación fiscal.

6. En materia de fiscalizaciones a nivel masivo realizará más de 215 000 acciones para involucrar al 29% de las pequeñas empresas y al 21% de las personas naturales de “interés fiscal”.

7. El personal de la Administración será premiado en función a la mejora de los niveles de recaudación e incremento de la presión tributaria.

Sobre la formalización de las actividades comerciales, la SUNAT desplegaría acciones de inducción, orientación, detección y sanción; lo que involucraría 150 centros comerciales de alto incumplimiento para lograr la formalización de 12,800 negocios a nivel nacional. Ahora bien, el mismo interés que pone el Estado en mejorar la recaudación, debería ponerlo también en la provisión y mejora de los servicios básicos.


Fuente: América Economía. Edición Noviembre del 2013.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here