¿Cómo se ataca la credibilidad de un testigo?

15583
0
Compartir
Close-up of a man's hand on the bible

 

En el Perú, la “verdad oficial” sobre lo ocurrido en un caso no es establecida por un jurado, sino por un juez. Es este quien tiene que valorar las pruebas y tomar una decisión. Es este quien tiene que decidir a qué testigo le cree y en qué medida.

En un proceso con interrogatorio libre e informal, la prueba testimonial importa. En algún caso, hasta podría ser determinante. Por eso, es importante que los abogados de las partes conozcan las herramientas para atacar y reforzar la credibilidad de un testigo. En esta entrada, me centraré en lo primero, basándome en lo que ocurre con el impeachment en el sistema federal norteamericano.

En dicho sistema, se suelen identificar cinco maneras de atacar la credibilidad de un testigo durante el contrainterrogatorio[1]:

  1. El testigo tiene algún tipo de prejuicio:

Basta que haya una apariencia de prejuicio. Este puede deberse a diversos factores. Por ejemplo, puede ser consecuencia del parentesco (“un hijo estaría dispuesto a mentir por su padre”) o de un interés económico (“un funcionario estaría dispuesto a mentir con tal de no ver afectados sus ingresos”).

Lo importante es establecer el prejuicio aparente a través de preguntas sugestivas durante el contrainterrogatorio, para luego incidir nuevamente en él durante los alegatos.

  1. El testigo no pudo haber visto/oído lo que dice que vio/oyó:

La idea aquí es atacar la percepción sensorial del testigo. El ejemplo típico es el del testigo que usa lentes, pero no los tenía puestos cuando el hecho controvertido ocurrió.

  1. El testigo no es una persona veraz:

Este es un tipo de impeachment que no he visto en la práctica y que muy probablemente no sería permitido por la mayoría de jueces en el Perú, pues implica atacar el carácter del testigo. Además, ponerlo en práctica puede resultar costoso.

Hay tres maneras de hacer esto: (i) vía el testimonio de terceros que den su opinión y/o hagan referencia a la reputación del testigo (de manera genérica); (ii) vía el testimonio de terceros o del propio testigo sobre conductas específicas que generan dudas sobre la honestidad del testigo (por ejemplo, que en una ocasión se hizo pasar por otra persona para canjear un premio); o, (iii) incidiendo en el hecho que el testigo fue condenado por cometer un delito.

Cabe precisar que la admisión de este tipo de ataques está sujeta a diferentes tests de ponderación, dado su potencial para influenciar excesivamente la opinión de los jurados.

  1. El testigo hizo una o más afirmaciones previas inconsistentes:

La existencia de las depositions[2] en los EEUU explica el uso recurrente de esta técnica. Sin embargo, también puede ser utilizada en el Perú, con motivo de afirmaciones previas inconsistentes contenidas en correos electrónicos, declaraciones juradas e incluso la propia demanda/contestación (de producirse una declaración de parte).

La idea aquí es evidenciar que el testigo dice una cosa durante la audiencia y otra fuera de esta, sin importar cuál de ellas sea verdad. La mera inconsistencia es suficiente para generar dudas sobre su credibilidad.

  1. El testigo se ha contradicho:

“Afirmación previa inconsistente” y “contradicción” parecen ser lo mismo. Sin embargo, hay una diferencia que quizás sólo sea relevante en los EEUU donde existe la regla de hearsay para “proteger” a los jurados: en el caso de la contradicción, el objetivo no es sólo resaltar la inconsistencia entre dos afirmaciones, sino probar que una de ellas es verdadera.

He hecho este breve repaso de los cinco tipos de impeachment en el sistema federal norteamericano porque creo que siempre es útil recordarlos al preparar un contrainterrogatorio, independientemente del sistema en el que te encuentres. La cuestión de la credibilidad del testigo es, pues, universal. El juez, al igual que el jurado, es humano.


FUENTE DE IMAGEN: res-ipsa.com

[1] Esta clasificación se puede ver en: MUELLER, Christopher B. y Laird C. KIRKPATRICK. Evidence Under the Rules. Text, Cases, and Problems. Octava Edición. New York: Wolters Kluwer, 2015, pp. 539-635.

[2] Interrogatorios grabados y bajo juramento que se realizan antes del juicio. Son muy comunes en los procesos civiles en los que el discovery toma la mayor parte del tiempo del proceso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here