[DÍA 4] IX Seminario Internacional de Derecho Procesal: Proceso y Constitución

194
0
Compartir

“El Perú llora por su justicia, y en estos 4 días vamos a dar muchas propuestas de solución para mejorar este sistema que hace tantos años venimos arrastrando.” Las palabras de Priori corresponden a un contexto de crisis y desafíos en el sistema de justicia nacional e internacional. Precisamente esas líneas fueron desarrolladas en las mesas 1 y 4 del primer día del IX Seminario “Proceso y Constitución.”

Continuamos con la narración de lo dicho por los ponentes y participantes del IX Seminario de Derecho Procesal: Proceso y Constitución.

MESA 16  : Corrupción y proceso

La mesa presidida por el jurista italiano Camilo Zufelato reunió nuevamente a renombrados juristas internacionales.

El académico peruano Alfredo Bullard inició las ponencias con el tema titulado “Corrupción y arbitraje”. Bullard nos invitó a reflexionar sobre la arbitrabilidad de los contratos afectados por corrupción. En su explicación, hizo alusión a los diez mandamientos, y puso especial énfasis en la prohibición del adulterio o de los actos impuros porque atenta contra la moral pública. En relación a esto establece que es común decir que no son arbitrables los problemas de corrupción porque va en contra del orden público. La corrupción usualmente se entiende como un problema penal, por ello se dice que es de orden público. No obstante, el orden público no es un impedimento per se para arbitrar un contrato manchado con corrupción. El convenio arbitral es un contrato separado al contrato original; por ello, que haya corrupción en el contrato que contiene la cláusula arbitral no significa que el convenio arbitral se manche de corrupción. El sólo hecho de que el contrato esté manchado no mancha la cláusula arbitral. En relación a esto el ponente dice que el hecho de que una de las partes esté manchada no implica que el contrato no sea arbitrable. Loa árbitros, sin embargo, no pueden despegarse del orden público. Si este no se aplica, eso podría conllevar la anulación del laudo o el no reconocimiento de sus efectos

Por su parte, la jurista peruana Roxana Jiménez presentó “Corrupción y proceso”. En su ponencia, Jiménez empezó diciendo que la corrupción es sinónimo de pervertir, echar a perder, dañar, sobornar, entre otras cosas es un mounstruo con muchas caras. La ponencia se centró en la descripción del corrupto y sus prácticas. Jiménez explicó que la mente del corrupto tiene tres aspectos característicos: no toma conciencia del acto ilícito; justifica la realización de la acción por una “buena razón; y siempre piensa en el retorno a la buena senda. Para la ponente, la corrupción se ha vuelto terrible una vez que destruye a una sociedad y vuelve incierto su porvenir. Por ello, las prácticas corruptas se han tipificado en el sistema penal, para disuadirlas. Los delitos contra la administración pública se relacionan a la corrupción en el ámbito de justicia y esta es una de las prácticas de corrupción más dañinas. Se traiciona y fractura lo que mantiene unida a una sociedad. Algunas de las expresiones de la corrupción en el ámbito de la justicia son las siguientes: irregularidades en los plazos, el acceso al proyecto o sentido de las sentencias, la modificación del sentido de las sentencias, los sobornos para que el fallo sea favorable a la parte interesada, la compra de testimonios y el abuso procesal.

A su turno, el jurista peruano Dante Apolín expuso sobre “Corrupción, secreto y publicidad en el ámbito del proceso judicial peruano”. El ponente inició explicando que la publicidad es una garantía del proceso y el secreto es, más bien, una limitación de esta. Todo ello incide directamente en el proceso judicial peruano. Apolín argumentó que el derecho a la publicidad de los procesos era de suma importancia, pero que esto no quería decir que se aceptaría a un juez corrupto incluso con un proceso público. El ponente reflexiona en que en la actualidad los justiciables se conforman con que la corrupción por lo menos no sea excesiva en el proceso, que no sea escandalosa. Adicionalmente, Apolín explicó que la publicidad se da en interés de las partes (garantía del proceso que permite el cumplimiento del mismo), del Estado (contribuye a la seguridad jurídica) y de la comunidad (contribuye al control de los actos estatales). Cualquier limitación a esta garantía entonces debe estar determinada a que este derecho sea satisfecho. En caso de afectación a los terceros se deberá ponderar. La publicidad externa, dijo el jurista, debe ser sino total, al menos limitada sólo en aspectos esenciales en los cuales se pueda vulnerar derechos fundamentales de las partes, el estado o la comunidad.

MESA 17: Los retos del proceso frente a la corrupción

“La corrupción es la evidencia de que han fallado todos los controles […]”

Esta mesa fue presidida por el jurista uruguayo Santiago Pereira y estuvo conformada por juristas y jueces nacionales destacados.

Nelson Ramírez Jiménez inició la ponencia con el tema “Factores que propician la corrupción en el proceso civil peruano”. El ponente empezó explicando que las razones que hay para que exista corrupción en el proceso no se limitan al civil, sino que se extienden a otros tipos de procesos: penales, administrativos, etc. Ramírez mencionó que los factores o razones principales son los siguientes: las elecciones del presidente de corte manejadas por grupos de poder dentro del Poder Judicial; la injusticia y la arbitrariedad en relación a la provisionalidad de los jueces; el nepotismo institucional; y las nulidades procesales. El ponente culmina su exposición reflexionando en relación a que en el proceso civil peruano existen motivos más que suficientes para estar preocupado de su destino.

Por su parte, la jueza peruana Susana Castañeda expuso sobre el tema “Corrupción y criminalidad organizada”. Inició su ponencia explicando que la corrupción es un golpe muy fuerte, al igual que la criminalidad organizada. En la actualidad, la criminalidad se ha institucionalizado, cuando esta entra en convivencia con la corrupción generan efectos terribles en la sociedad. La jueza explicó que se había conformado un sistema especializado que logró grandes victorias para diversos órganos. Asimismo, mencionó casos de trascendencia como los de Alejandro Toledo, Ollanta Humala, Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski. De la misma manera, mencionó el caso de los “Cuellos Blancos del Puerto” y el del “Club de la Construcción”. Respecto a la corrupción, algunas de sus propuestas fueron las siguientes: el respeto a la independencia judicial; el reforzamiento de los juzgados y salas penales de la jurisdicción especializada; la asignación de jueces de apoyo al juez de investigación preparatoria; transparencia de los procesos; y la unificación de la jurisprudencia

Finalmente, el juez José Neyra expuso sobre el tema “Los problemas procesales en los delitos de corrupción de funcionarios”. El ponente empezó explicando que las personas investigadas o imputadas deben saber mínimamente de qué se trata. Así, se exigirá mayor información conforme a la etapa procesal donde se emita la disposición o requerimiento fiscal. Asimismo, menciona a las diligencias preliminares y el requerimiento acusatorio; así como también la detención preliminar y sus requisitos, y las audiencias inaplazables en las que los abogados no llegan a tiempo a la defensa y por ello hay sanciones. El ponente culmina reflexionando sobre la gran cantidad de problemas procesales que se presentan en la práctica y que los jueces deben ir solucionando poco a poco porque es una obligación que tienen para con los justiciables y la nación en su conjunto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here